La Provincia se endeudó en 1.100 millones, según La Nación

20140504-193535.jpg

La caída de la actividad económica afectará a las provincias . El gobierno de Cristina Kirchner las autorizó a endeudarse, porque prevé que deberán cubrir entre todas un rojo de $ 40.000 millones para 2014 si se suma el déficit fiscal conjunto y el vencimiento de sus deudas, incluso luego de que la Presidenta anunciara el lunes pasado la refinanciación de sus deudas con el Tesoro nacional.

Según confiaron a LA NACION fuentes oficiales, las necesidades financieras de todas las provincias “serán de $ 40.000 millones”. Ése es el monto por el cual deberían colocar deuda este año.

Entre los analistas privados, Nadin Argañaraz, del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), calculó esa brecha en $ 35.000 millones. La consultora Economía y Regiones la estimó en $ 43.000 millones.

El Ministerio de Economía debe autorizar a las provincias a colocar deuda si el plazo es mayor a un año y en dólares, porque esos préstamos son garantizados con la coparticipación federal. La Presidenta y el ministro Axel Kicillof las habilitan para alentar el ingreso de dólares, fortalecer las reservas del Banco Central, y porque la Nación, cuyo déficit en 2013 fue de $ 84.000 millones, ya no tiene capacidad económica para asistirlas en un contexto de recesión, confiaron en Balcarce 50.

Cuando anunció el lunes la reprogramación trimestral de las deudas provinciales con el Tesoro nacional, Cristina Kirchner presentó este ahogo fiscal con tono de buena noticia. “Esta refinanciación les permite ser nuevos sujetos de crédito porque mejora su situación financiera”, dijo.

En rigor, los Estados federales están obligados a tomar deuda. “Van a tener que endeudarse todas. Los gobernadores buscan cómo hacerlo. Se les vencen créditos en dólares de 2013 y la devaluación complicó el déficit. El gobierno nacional no tiene más plata y tendrán que salir a los mercados internacionales”, confió a LA NACION un interlocutor de la Presidenta.

No se conoce aún, agregó, el impacto de los aumentos salariales de las policías provinciales, la caída de la actividad económica y su efecto sobre la recaudación y sobre la coparticipación federal. Sin embargo, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, dijo anteayer que mañana anunciará una “recaudación récord”. Pero sus voceros no respondieron a LA NACION sobre la situación de las provincias.

Según el titular del Iaraf, el déficit fiscal de todas para 2014 rondará los $ 19.500 millones y sus vencimientos de deuda, los $ 15.000 millones, incluso luego de la refinanciación que anunció Cristina Kirchner. Deberán cubrir, así, casi $ 35.000 millones.

“Las provincias necesitan tomar deuda y deberán salir al mercado. No tendrán otra fuente de financiamiento. Y no se puede descartar una menor actividad y, por ende, más evasión e impacto en la coparticipación”, dijo Argañaraz.

Según la consultora Economía y Regiones, el déficit de las provincias crecerá 68% y las necesidades de financiamiento serán de $ 43.700 millones. Prevé un déficit de $ 10.000 millones, erogaciones salariales por $ 158.000 millones y vencimientos de deuda por $ 33.600 millones.

La Presidenta anunció el lunes que el refinanciamiento, al que llamó “Programa de desendeudamiento de las provincias”, implicó un ahorro por provincia de $ 1000 millones en 2014, a cambio de informar sus cuentas a la administración nacional.

Pero, aun así, varias provincias confirmaron que saldrán a tomar deuda. El gobierno bonaerense de Daniel Scioli informó a este diario que tiene la autorización de la Nación y de la ley de presupuesto para endeudarse por $ 15.500 millones. Pero aún no se definió el monto del primer pedido formal.

El jefe del gobierno porteño, Mauricio Macri, prevé tomar un préstamo de US$ 185 millones para amortización de deuda. Lo debatirá la Legislatura porteña el 8 de mayo.

En contrapartida, los gobiernos de José Manuel de la Sota (Córdoba) y de Juan Manuel Urtubey (Salta) no prevén colocaciones en lo inmediato por tener las cuentas en orden.

En La Rioja, el gobernador Luis Beder Herrera se endeudó por $ 70 millones y logró que la Legislatura le autorizara otros US$ 100 millones. Distritos con regalías petroleras, como Neuquén, Chubut y Mendoza, podrían colocar deuda en dólares por hasta 500 millones, según analistas privados.

El gobernador de Chaco, Juan Carlos Bacileff Ivanoff, adelantó a LA NACION que la Legislatura le autorizó colocar letras por $ 125 millones; emitió US$ 50 millones para recursos hídricos y otros tantos para dragado. Trabaja, además, en otra emisión mayor para inversiones.

Entre Ríos licitó Letras ER 2014 por $ 153 millones. Catamarca, por $ 90 millones, y Mendoza se endeudaría por $ 1270 millones. También lo harían San Luis, San Juan y Santa Fe. En Río Negro, aún no se definió el monto de la deuda. Formosa y Santiago del Estero, provincias mimadas por el kirchnerismo, no saldrían a tomar deuda.

La crisis que enfrenta el interior

La caída de la actividad de la economía afecta las cuentas

Agujero rojo
En el Gobierno estiman que, entre el déficit fiscal y los vencimientos de deuda, las provincias tendrán este año un rojo de $ 40.000 millones. Los analistas privados estiman que esa brecha oscila entre $ 35.000 y $ 43.000 millones

Autorización nacional
Luego de refinanciar sus pasivos con el Estado nacional, Cristina Kirchner habilitó a los distritos federales a tomar deuda para que traigan dólares al país, fortalezcan al Banco Central y porque la Nación ya no puede asistirlos con recursos del Tesoro

Toman deuda
La provincia de Buenos Aires está habilitada por la Legislatura para emitir hasta $ 15.500 millones; la Ciudad de Buenos Aires colocaría US$ 185 millones. También lo harían La Rioja, Neuquén, Chubut, Mendoza, Chaco, Entre Ríos, Catamarca, San Luis, San Juan, Santa Fe y Río Negro

Sin emisión
Córdoba, Salta, Santiago del Estero y Formosa dijeron que no se endeudarán.