El PJ oficializó la nueva conducción con Gioja, Scioli y el apoyo de gobernadores

FileAccessHandler.ashxGioja advirtió que el gobierno de Mauricio Macri eligió “el camino del ajuste” y vaticinó que en 2019 “habrá un presidente peronista”

En un acto cargado de liturgias, el Partido Justicialista oficializó ayer su nueva conducción que quedó encarnada en la figura del diputado nacional José Luis Gioja, quien durante su discurso, hizo un llamamiento a todos los sectores internos a formar un espacio de “puertas abiertas”, tras lo cual advirtió que el gobierno de Mauricio Macri eligió “el camino del ajuste” y vaticinó que en 2019 “habrá un presidente peronista”.

En un recinto repleto de dirigentes y militantes, entre los que se podía advertir a los gobernadores Juan Manzur de Tucumán, y a Domingo Peppo del Chaco entre otros, un Gioja exultante, recordó que “la independencia económica y la justicia social fueron, son y serán la suprema aspiración de nuestro partido y del pueblo argentino” y agregó que esas banderas “nunca las vamos a bajar”.

Dijo que el mundo necesita más justicia social y puso como ejemplo a “ese gran argentino, el Papa Francisco, el cual nos llena de orgullo” batallando “contra la injusticia, contra el capitalismo desenfrenado que excluye” y llamó a imitar su ejemplo y a buscar la verdadera sabiduría.

“Estamos iniciando una nueva etapa en la construcción de lo que es el instrumento electoral de este gran movimiento” que es el Justicialismo, para luego subrayar que “el voto ciudadano nos dio el mandato de ser oposición en este país” lo que no significa “tirar piedras todos los días” sino el “tener convicciones” las que “tienen que estar siempre presentes”.

“El partido debe ser de puertas abiertas” dijo al convocar a todos los sectores, para luego subrayar que el gobierno nacional “eligió el camino del ajuste, provocando que miles de argentinos hayan quedado sin trabajo” ya que en solo cuatro meses empujaron a la pobreza a más de “un millón y medio de personas”.

Señaló que Mauricio Macri viene aplicando aumentos de tarifas y generando inflación y que esas políticas tiene que ver “con un odio que brota cada vez que toman un micrófono porque no tienen más que decir que las culpas las tiene los otros” por los que los instó “a animarse a gobernar” y dejarse de joder.

“Le digo al Presidente que no es malo proteger las fuentes de trabajo” y agregó que no es cierto que “haya cepo laboral” y que lo que quieren “es un cepo a la pobreza” y que no le gusta la revolución de la felicidad, nos gustan los bifes como corresponden y los derechos de los trabajadores Finalmente sostuvo que hay que ponerse a trabajar “para que el año que viene haya mayoría de legisladores justicialistas” y para que en 2019 haya un presidente peronista en la Argentina. (Diario BAE)