Puy Soria, uno de los pocos que hace política en el gobierno

Publicado por

En el gobierno de Sergio Casas están casi todos inmovilizados: nadie quiere hacer nada ni decir nada. El cambio brusco del poder de Luis Beder Herrera a Casas sorprendió a intendentes, diputados, funcionarios y dirigentes, quienes primero no creían en el distanciamiento hasta el día de la partida de Ricardo Guerra del Ministerio de Hacienda. En algunas áreas existen todavía células bederistas, especialmente en las empresas estatales conocidas como SAPEM.

Con ingreso sin permiso al despacho gubernamental está Ariel Puy Soria, integrante de la mesa chica casista, ex secretario de Tierras bederistas. El chileciteño radicado en la Capital es uno de los pocos que le da impronta política al gobierno provincial, que finaliza el 10 de diciembre de 2019.

“El único pícaro es el Ariel”, dijo en alguna oportunidad un ex gobernador para graficar el momento de la administración provincial y previo al control del Partido Justicialista por parte del sector del hombre de San Blas de los Sauces.

Prefiere el perfil bajo, aunque su forma de ser lo hace visible. Puy Soria es el ideólogo del Sanagasta Corre, que fue un éxito, y se entusiasmó con la organización del Septiembre Joven. A través de sus movimientos, logró impulsar jóvenes en distintas áreas gubernamentales como partidarias.

Él está convencido que es el momento de un recambio dirigencial y por eso, le gusta escuchar a los jóvenes y discute con ellos. Diálogo directo con Juan Santander, el ministro de Desarrollo Social, que reemplazó a Griselda Herrera; como así también con Juan Manuel Sánchez en Juventud, que llegó por Juan del Moral.

Defiende cada espacio de su poder como si estuviera en una trinchera. Ya lo hizo frente a los embates de Néstor Bosetti, como de otros. Es amigo de Casas, quien lo consulta en forma permanente y tiene una silla en la mesa casista con Gastón Mercado Luna y Fernando Rejal, entre otros.

Está dentro de Casa de Gobierno por expresa disposición del gobernador y es una de las personas que más se habla en la política riojana, especialmente por sus seudónimos. Viene desde la Perla del Oeste y se ganó un lugar en el peronismo, y muchos deben digerirlo a la hora de saber de disposiciones que han salido desde su estrategia.

DoXjgPtXsAYb6yc

Casi siempre Puy Soria tiene una butaca en el avión oficial y por invitación de Casas ha participado de los encuentros políticos más importantes con el gobierno nacional. Entre ellos, el presupuesto nacional y habló con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, sobre el 2019.

Es amado por unos y es odiado por otros, eso sí, es uno de los pocos en el gobierno de Casas que hace política. Fue impulsor que el gobernador sea presidente del PJ, que tome el control del gobierno, que se lleve adelante un recambio gubernamental, y hasta que los jóvenes sean más activos. No es el gobernador, ni mucho menos, es el hombre de largas noches con Casas en la Casa de Gobierno, la Residencia Oficial o alguna vivienda particular, y que ahora deben buscar un camino para que el peronismo no pierda el poder el año entrante.