Cornejo pone en aprietos a los radicales de La Rioja: habilitó la minería en Mendoza

Publicado por

Al país le hace faltan fondos en la Argentina de hoy gobernada por Cambiemos, cuyo principal socio es la Unión Cívica Radical. En Mendoza se dio un giro de 180 grados sobre la política minera, ya que su administración radical habilitó el debate en tiempos de escases de recursos.

Alfredo Cornejo, gobernador y presidente de la UCR nacional, reimpulsó la discusión, a través de la Legislatura mendocina, pese que el 2019 será un año electoral.

Lo que parecía un capítulo cerrado en el bastión del radicalismo, la minería resurgió como una política de Estado.

Mauricio Macri, un prominero declarado por los gestos que tuvo en su gestión con la actividad, avaló la decisión del presidente del Comité Nacional de la UCR, ya que Argentina necesita generar dólares. De esa forma, se dio el puntapié inicial, cuya discusión llegará hoy, mañana o pasado a La Rioja.

En esta provincia se da una particularidad, la mayoría de los integrantes del PRO piensan como Macri, mientras que el radicalismo se opone y les ha servido para hacer campaña electoral en los últimos años, especialmente con el slogan “El Famatina no se toca”. Sin embargo, los tiempos se acortan para que la política minera sea una alternativa de generación de recursos en La Rioja en épocas de críticas por la coparticipación nacional que recibe la provincia peronista.

 

Solo algunos números que dio a conocer el gobierno de Cornejo:

-La inversión para la construcción del proyecto San Jorge supera los U$S 350 millones.

-El emprendimiento minero tendrá una vida útil de 16 años.

-Se crearán más de 3.900 empleos directos e indirectos durante el período máximo de construcción y más de 2.000 durante el período máximo de explotación.

-El Valor Bruto del Proyecto (VBP) es de aproximadamente u$s 4.869 millones, de los cuales u$s 304 millones por año van para las arcas estatales. “Si analizamos el PBI de la provincia sólo el proyecto San Jorge importaría un aumento del 1,6% y en lo referente a las exportaciones este sólo emprendimiento engrosaría las mismas en un 22,76%”, indican.

-La provincia, al adherir al Acuerdo Federal Minero, dispuesto por Nación, podrá establecer un porcentaje no mayor al 1,5% de los ingresos brutos devengados por cada emprendimiento minero, con lo que deberá constituir Fondos Fiduciarios Públicos de Infraestructura, los cuales serán destinados a financiar obras de infraestructura, investigación, control ambiental, con la prohibición de ser destinados a gastos corrientes.

-Aportaría regalías a Mendoza por un total de U$S 146 millones. Serían de U$S 9 millones de promedio anual. Durante los 16 años de explotación se generaría un fondo fiduciario para infraestructura por un total de U$S 73 millones, a un promedio anual de aportes de U$S 5 millones.

-El proyecto San Jorge generaría durante sus 16 años de vida útil un total de U$S 847 millones en concepto de impuesto a las ganancias, que implicarían un total para la provincia de Mendoza de U$S 20 millones en el mismo lapso de tiempo.

-El proyecto San Jorge deberá afrontar otra serie de tributos y cargas, por ejemplo impuestos a los combustibles (también coparticipable), cánones y tasas, aportes a la seguridad social, ingresos brutos, etc.

-Considerando la etapa de construcción y los 16 años de operación del proyecto incrementará la población ocupada provincial en un 0,19%.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Asimismo, en la empresa detallan los “impactos positivos probables”. Esto son:

-Rentabilidad de la capacitación de Minera San Jorge S.A. a empleados de baja calificación. Esto generará mejor distribución de los ingresos en la Villa de Uspallata.

-Desarrollo de proveedores en la zona de influencia del proyecto. Generará nuevas oportunidades laborales en la población residente en Alta Montaña.

-Mejoramiento de infraestructura para la zona de Uspallata y su zona de influencia, valorizando las propiedades de sus habitantes.

-Proyectos de generación de externalidades positivas en áreas pobladas cercanas al proyecto con los fondos aportados al Fondo Fiduciario de Infraestructura local. Mejorando la conectividad y los servicios de la zona de Uspallata, para sus habitantes y los turistas.