El Gobierno nacional no discutirá la reactivación del fondo sojero

Publicado por

Pese al reclamo de los jefes provinciales, el Ejecutivo clausuró la discusión y propone revisar la coparticipación de las gobernaciones a los municipios

“La discusión está cerrada son unos pocos los que se queja”, aseguran en la Casa Rosada respecto al reclamo de algunos gobernadores por la reactivación del Fondo Sojero. “Son unos pocos, ni Pichetto quiere discutir este tema”, aseguran en referencia al encuentro que hubo entre gobernadores y el senador líder del bloque justicialista.

Fue el viceministro del Interior de la Nación, Sebastián García De Luca, el encargado de confirmarlo en declaraciones radiales asegurando que “la discusión del fondo sojero es un tema cerrado para el gobierno nacional” y le tiró la pelota a los gobernadores al señalar que hay que “debatir la coparticipación que se hace desde las provincias a los municipios”.

“Hay un reclamo de parte de un grupo minoritario de gobernadores, pero para nosotros no hay margen de negociación. Es un tema cerrado que formó parte de un acuerdo integral por el presupuesto avalado por la Cámara de Diputados, el pacto fiscal y las compensaciones a las provincias”, explicó García De Luca en FM Cultura y añadió “además ya se comenzó a pagar la compensación que acordamos con los gobernadores hace dos meses atrás”.

Según el viceministro de Interior una vez que el Presidente Macri tomó la decisión política de devolver el 15% que retenía la AnSeS “perdió legitimidad la creación de ese fondo”.

En ese contexto, el vice del ministro Rogelio Frigerio apuntó directo a los gobernadores y anticipó que buscarán discutir como las provincias coparticipan sus recursos a los municipios. “Muchos gobernadores cuando vienen a Buenos Aires reclaman federalismo y cuando vuelven a sus provincias concentran recursos y son unitarios. El ejemplo está en que algunas provincias coparticipan menos del 10% de sus recursos”, aseveró.

Esto es un pedido de varios intendentes que forman parte de Cambiemos en provincias de otro color. Cuando se reclamó por los subsidios al transporte, los intendentes de ciudades como Córdoba y Santa Fe (ambos de Cambiemos) que temen quedar desfinanciados en un año electoral.

Por otro lado, la presión del Ejecutivo para dar por cerrado el tema también tiene que ver con la posibilidad que el peronismo tenga los votos para dar de baja el DNU de Macri. El Senado votó la cuestión de preferencia para que el DNU sea tratado el próximo 14 de noviembre en el recinto. Si, como dicen algunos gobernadores, tienen los votos para darlo de baja pasará a Diputados. Y, aunque ahí sería más difícil para el PJ juntar los votos, a nadie le pasará desapercibido que la oposición logró dar de baja por primera vez un decreto presidencial.