Cambiemos se inmoló en la sociedad riojana

Publicado por

Hace un año atrás la sociedad riojana ponía distintos ejemplos de los dirigentes de Cambiemos para diferenciar con el viejo peronismo gobernante en la provincia. Con el paso del tiempo empezó a cambiar esa visión, y en varios casos por la situación económica del país.

Pero ahora se coló algo que no estaba a la vista que había comprado el discurso de Mauricio Macri sobre la “nueva política”: hacer lo mismo que se critica pero en privado, hasta que salió a la luz.

Este miércoles, especialmente el radicalismo, socio de Cambiemos, no se salió del manual para intentar desviar la atención de la gente, cuya mayoría en la capital los había votado.

Como Macri cuando se complica el país aparecen viejas causas de Cristina, hoy en La Rioja sucedió algo similar.

En medio de denuncias concretas sobre la compra de la elección interna del PRO y el favoritismo para la designación de una jueza federal, la UCR hizo una rueda de prensa para informar sobre la causa de las becas del gobierno de La Rioja, en la que estan imputados funcionarios que ya no están al lado de Sergio Casas. Respondían al ex gobernador Luis Beder Herrera.

Con el expediente en la mano, el abogado patrocinante Nazareno Rippa; Franco Luna y Nicolás Sánchez de la Juventud Radical; la presidenta de la UCR Cristina Salzwedel y el concejal Sebastián Cutrona informaron que fueron imputados los bederistas Juan Del Moral y Diego Mazzucchelli por las becas del área de Juventud.

Del Moral por malversación de fondos, cohecho y tráfico de influencia; Mazzucchelli y Akiki por malversación de fondos; Silvia Bonavetti por cohecho y tráfico de influencia; y Barrera por malversación de caudales públicos.

 

 

Más allá de un hecho real que sucedió con el manejo de la cosa pública y que busca que no hablen de ellos, el espacio de Cambiemos quedó muy mal parado ante los riojanos, ya que entra en el comentario popular: “Son lo mismo”.

Las caras de los principales referentes de la oposición en La Rioja y oficialismo en Buenos Aires hablan a las claras que han sido durísimos impactos que han recibido por lo del PRO, la pelea de Julio Sahad con Alberto Paredes Urquiza, la denuncia contra Julio Martínez por la jueza, y la desesperación de Felipe Álvarez para que no avance el divorcio entre el intendente y el senador radical, y de otras cosas que irán surgiendo con el pasar de los días.

En menos de una semana, Cambiemos, la posible alternancia del poder riojano en el 2019, se inmoló ante la sociedad. Esto no significa que saldrán corriendo hacia el justicialismo, pero hoy quedaron a la misma altura. Es decir, un final abierto para una Rioja que compra mucho marketing, que luego se transforma en desilusión.