Hasta el final, el único plan de “Casas sigue”

Publicado por

En el gobierno se leen informes sobre declaraciones de políticos no oficialistas: todos se refieren a la hipotética reelección del gobernador Sergio Casas. 

Enfrascados en un mismo objetivo figuran desde Luis Beder Herrera pasando por Alberto Paredes Urquiza y terminando en Julio Martínez. 

En la oposición se empiezan a ver caras que no los entusiasma que el sector de Casas los aglutine ante la mirada lejana de la ciudadanía, que solo piensa en terminar de la mejor forma el año. 

La Casa de Gobierno recibe sondeos de opinión en la que la gente pide a gritos que el 2018 se vaya lo antes posible y por ello, se busca el artilugio legal para adelantar el receso estival de los empleados estatales. 

El casismo, que hoy conduce los destinos de la provincia y pretende hacerlo por otros cuatro años más, solo tiene un plan “Casas sigue” hasta el último eslabón legal que se pueda llegar en pos de ese objetivo. 

Una embajada de funcionarios provinciales prepara otro viaje a la Capital Federal, tras el G20 que lo tuvo ocupado al presidente Mauricio Macri y a todo su gabinete. 

El ministro de Hacienda, Jorge Quintero, llegará a la capital del país con el objetivo que se destraben los fondos adeudados con la provincia antes de final del 2018. La Rioja cuenta con más de $4 mil millones en el presupuesto nacional del año próximo. 

La ala política del Ejecutivo caminará los despachos de la Casa Rosada y del Congreso, con el fin de avanzar en un acuerdo por la fecha de las elecciones. Según el Ministerio del Interior de la Nación se deben realizar en mayo, pero otro despacho macrista considera que La Rioja no debe desdoblar. 

La picardía riojana no estará ausente en esa puja interna del gobierno de Macri, ya que llevará los argumentos legales por la continuidad de Casas.

Los abogados riojanos concretaron este martes un foro sobre la interpretación del artículo 120 sobre el mandato del gobernador. Allí el ex vocal del Tribunal Superior de Justicia, José Tomás Yoma, consideró que ese no era el ámbito de discusión sino la Justicia. 

La oposición vinculada al radicalismo (casi ausente el PRO) y a la Municipalidad de Alberto Paredes Urquiza no tiene en claro su hoja de ruta judicial: unos dicen ir ya a la Justicia y otros piden esperar. Julio Martínez, senador nacional, había dicho que tenían todo controlado. 

En los pasillos de la Casa Rosada también el gobierno provincial dejará en claro que no tiene ningún problema para llevar los comicios a octubre. Luis Beder Herrera había manifestado que esa debería ser la fecha para aprovechar el mal momento de Macri. 

La oposición no descarta que el acuerdo entre el Presidente y los gobernadores beneficie a Casas, ya que hacerse el distraído es lo mejor que le sale. 

Son dos semanas intensas en el Ejecutivo antes que lleguen las fiestas y la Chaya, ya que todos se empiezan a despedirse hasta marzo.