Sociedad

Soñó que su ex estaba muerta y la mató

Una joven de 24 años, Karina Vayon, fue encontrada muerta el lunes en su casa del barrio Labradores de Pango en la ciudad Capital de La Rioja, con una brutal golpiza y heridas de arma blanca en su cabeza y cuello. Su ex pareja se encuentra detenida sospechada del crimen.

El asesinato de Karina ocurrió durante la madrugada de este lunes. Su ex pareja, y padre de su hijita de 3 años, Yonathan David Serrano, de 26 años está detenido. Se hallaba en la zona del crimen y se sospecha podría haber llamado al 911 para denunciar. No está claro aún. Habrían dos denuncias de violencia de género por parte de la joven pero aún no confirmadas.

El juez que entiende en la causa, Daniel Barría, presente en el lugar dijo que “se traslada el cuerpo a la morgue para realizar la autopsia de la chica asesinada y así determinar las causas de su muerte”.

Para el magistrado las hipótesis son “robo seguido de homicidio o femicidio. Nada puede descartarse. Hay que averiguar las circunstancias en las que murió. No es prudente hacer conjeturas porque debemos resguardar el caso. La detención de Serrano es preventiva y le tomaremos declaración”.

“Vamos a profundizar la investigación. Estamos haciendo las pericias para recabar la mayor información posible y veremos las sospechas que puedan surgir”, expresó por último Barría.

Detallles

Karina fue encontrada asesinada en la mañana de esta jornada y las sospechas recaen en su ex pareja que se encuentra detenida acusado como autor del crimen. Por su parte, el padre de la víctima, Ramón Ricardo Vayon, dijo en declaraciones a la radio local Fénix que “el ex novio de mi hija, me llamó para decirme de su muerte ya que la encontraron con su padre”.

Además manifestó que su ex suegro le habría contado que “su hijo habría soñado que Karina estaba muerta mientras dormía y se arrancó la cadenita y enseguida le contó el sueño y le pidió que fueran a la casa porque presentía que a mi hija le habría pasado algo”.

Finalmente para Vayón este relato sería una justificación ya que Yonahan Serrano “tiene rasguños en el pecho y en el cuello. Ellos están convencidos de que fue un robo y por eso la mataron, pero nosotros no lo creemos porque el celular de mi hija estaba al lado de ella. La mató alguien que tenía un problema con ella”. La familia está convencida que fue femicidio.

Ramón Horacio Mercado, vecino de la chica dijo también en la radio local que “saludé a Karina a eso de las 23 horas. La vi nerviosa mientras hablaba por teléfono. Se notaba que estaba renegando con quien hablaba por celular”.

Noelia Vayón, hermana de Karina dijo entre sollozos al respecto que “no creo que se trate de un robo pero no quiero pensar que mi cuñado le haya hecho esto a mi hermana. Es el papá de mi sobrina. Quiero creer que no lo ha matado. No puede haber matado a la madre de su hija, no quiero creer que no tiene corazón para dejar a su hija huérfana”.