La Rioja registró la mayor caída del empleo privado en el último año hasta noviembre

Publicado por

Confecciones Riojanas despidió a todo su personal (80) y cerró su planta. Es una constante del sector privado en La Rioja, que sufre como el resto del país el modelo económico nacional que no dejó nada a su paso.

Al principio la discusión de los despidos se daba por una cuestión política, pero con el correr del tiempo se acentuó y nada hace indicar que cambiará. La situación es caótica, ya que todos los días los trabajadores quedan a la calle con el cierre de firmas privadas.

En el acumulado de los últimos doce meses hasta noviembre, las mayores reducciones se presentaron en La Rioja (-6,5%), Catamarca (-4,9%), Santa Cruz (-3,2%) y San Luis (-2,9%). Los mayores incrementos se dieron en Neuquén (5,1%), Santiago del Estero (4,1%), Jujuy (3,3%) y Tucumán (2,8%).

Se trata de datos presentados por el Ministerio de Producción y Trabajo, la mayor pérdida de empleo en noviembre se presentó en el sector privado. En este grupo, que contó con 8,6 millones de empleados registrados, la variación general interanual fue de 1,2% menos, y los asalariados y autónomos cayeron por igual 1,9%, con 125.000 trabajadores menos en conjunto, mientras que los monotributistas cayeron 0,2% y los empleados de casas particulares registrados aumentaron 4,6%, con 21.700 trabajadores más respecto al mismo mes de 2017.

En tanto, en el sector público la caída del empleo tuvo un impacto mucho menor. En este grupo se contabilizaron casi 3,2 millones de trabajadores y la variación indica una caída de 0,2%, que representa 6.800 trabajadores públicos menos en comparación con noviembre de 2017. Por otro lado, el grupo de los monotributistas sociales fue el que sintió el mayor impacto negativo: cayó 14,3% interanual, que implica a casi 59.000 trabajadores de esta categoría.

Según los datos del Ministerio de Producción y Trabajo entre los asalariados del ámbito privado el sector más afectado en la variación interanual de noviembre fue el de industrias manufactureras, que disminuyó 5,2% en empleados registrados, seguido por la actividad de la construcción, con 4% menos, y el rubro de comercio y reparaciones, que es el que más empleados registrados tiene y cayó 2,6% interanual. La rama que en noviembre tuvo mayor crecimiento interanual en este aspecto fue la catalogada como “otros”, con un aumento de 7,8%, seguido por explotación de minas y canteras, con 5%; pesca, con 3,3%; y agricultura y ganadería, con un alza de 2,3%.

A nivel regional, entre los asalariados del ámbito privado el mayor crecimiento interanual en noviembre pasado se dio en Neuquén (4,4%), Jujuy (3,3%), Mendoza (0,2%) y Entre Ríos (0,2%).

El Ministerio también indicó en su reporte que la remuneración media de los asalariados privados registrados del país en noviembre, incluyendo aguinaldo y otros conceptos estacionales, fue de $35.063, que en la variación interanual representa un alza de 34,5% y un acumulado de 26,2% de los últimos doces meses. En términos reales, estos valores indican una caída del salario de 9,4% interanual.

El más afectado fue el de los asalariados del sector privado, con casi 118.000 trabajadores menos.

57f36f28-217a-4b7c-a3c7-992b5f882ab5

Expectativas de diciembre

A la espera de las estadísticas oficiales de empleos registrados de diciembre de 2018, la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) elaborada por el Ministerio de Producción y Trabajo adelantó que la tendencia negativa se profundizaría el último mes del año pasado y proyectó al índice de empleo para ese mes con una caída interanual de 2,3%, con tasas de entrada y de salida de 1,4% y 2%, respectivamente.

Según EIL, s el mayor impacto negativo estuvo en las empresas más pequeñas que tienen entre 10 y 49 empleados, que tuvieron una caída interanual de 2,8%, mientras en las medianas fue de 1,9% y en las de más de 200 empleados la reducción fue de 2,3%. Todas las ramas registraron variación interanual negativa: construcción (-7,1%); comercio, restaurantes y hoteles (-3,7%); industria manufacturera (3,6%); transporte, almacenaje y comunicaciones (-2,8%); servicios financieros (-0,4%); y servicios comunales y sociales (-0,1%).

De acuerdo con el relevamiento, todos los aglomerados urbanos del país presentaron variaciones interanuales negativas en materia de empleo, a excepción de Bahía Blanca, que se mantuvo estable. La encuesta destacó los resultados del Gran Córdoba (- 4,1%), Gran Paraná (-2,9%), Gran Resistencia (-2,8%), Gran Buenos Aires (-2,5%), Gran Mendoza (-2,2%), Gran Jujuy (-2,2%), Gran Tucumán (-2%), Gran La Plata (-1,7%), Gran Rosario (0,9%), Gran Mar del Plata (-0,4%) y Gran Santa Fe (-0,1%).