Politica

Martínez y Paredes Urquiza: El que se baje será el gran perdedor

En plena Chaya los sectores políticos del senador radical Julio Martínez y del intendente Alberto Paredes Urquiza se enviaron mensajes en pos de la unidad para enfrentar la reelección del gobernador Sergio Casas, que ellos mismos impulsan su impugnación judicial. 

Martínez en la sede del radicalismo y Paredes Urquiza con el vicegobernador (su ex archienemigo) Néstor Bosetti coincidieron en mostrar respaldo de sus estructuras para preparar el campo de los argumentos públicos, ya que uno de ellos se debe bajar de su candidatura a mandatario provincial.

La Unión Cívica Radical, el principal socio de Cambiemos en La Rioja (en alianza con el PRO), no le entra en su cabeza que el chileciteño tenga que hacer un paso al costado en su aspiración debido que ésta es su última oportunidad. La conducción partidaria de Héctor Olivares es la síntesis del martinismo en el radicalismo con la salida de dirigentes históricos que se fueron a otras fuerzas.

 

La Municipalidad -sus mentes pensantes- no ve mal que Paredes Urquiza sea quien se baje de sus aspiraciones, aunque reconoce que se transformaría en el gran perdedor por la espuma que creó en base a expectativas de ser el hombre del presidente Mauricio Macri en La Rioja. El paredismo teme perder todo por la aventura provincial. Por eso, creen que Paredes Urquiza debería mantener lo que tiene.

 

La Casa Rosada pide internas entre los dos, pero Martínez no quiso. Por eso, el intendente entendió que la consulta popular fue una interna, donde el senador perdió en su tierra, Chilecito. Sin embargo, nada de eso valió para que uno de ellos sea quien lidere la oposición.

Los dos no pueden ir a las elecciones provinciales, ya que dividirían los votos anti Casas. Y el tiempo pasa y ya desespera a la Capital Federal porque una pelea de ellos puede ser el “caballito de batalla” del casismo en la campaña electoral.

Con un Martínez con su última oportunidad y con un Paredes Urquiza que le hizo creer a los suyos que él era el elegido se viene el título que el senador o el intendente se bajan por la unidad de la oposición. Políticamente uno de ellos será el gran perdedor.

Dy-KgghWwAE6na2