Paredes Urquiza en su propio callejón: “No formo parte de Cambiemos”

Se construyó un callejón, por ahora con salida, pero creó expectativa que el dedo mágico lo señalaría como el candidato del presidente Mauricio Macri. Hasta ahora no ha sucedido. Alberto Paredes Urquiza respira profundo para tomar una decisión política: volver a ser candidato a intendente.

Dentro de su espacio le advierten que no trabajarán para una candidatura a gobernador por un radical. Se trata del senador nacional Julio Martínez y no lo dicen en voz baja, ya se lo plantean en las reuniones públicas. El discurso de los paredistas de la primera hora sería “Paredes Urquiza o nada”.

Como el radicalismo -asociado al PRO- el intendente espera el fallo de la Corte Suprema de Justicia, pero un pronunciamiento en contra del gobernador Sergio Casas no le garantiza nada, ya que las elecciones se ganan en la urnas y en los barrios.

El juego de recorrer pasillos del máximo tribunal es desgastante para quien está en gestión, para los demás no cambia nada. En el caso de Martínez como la senadora Inés Brizuela y Doria todavía tienen varios años en el Senado, en cambio Paredes Urquiza se puede quedar sin nada. Tomó además nota de los resultados de la consulta del 27 de enero (no tiene apoyo en el interior y solo por 1.000 votos con el apoyo de Cambiemos se pudo quedar con la Capital).

DzSUY5JXcAAvvmb

Cuando algunos hablan de una invitación a Rusia, el intendente deja frases contradictorias porque es el reflejo de lo que hoy sucede en el seno de la Municipalidad.

“Soy justicialista, tengo buena relación con el gobierno nacional, pero pertenezco a un espacio que se llama Encuentro por La Rioja, no formo parte de Cambiemos, tengo buena relación, pero considero que la decisión es de los riojanos, poniéndonos de acuerdo con los diferentes sectores políticos”, dijo.

“Hay una gran expectativa de cambio en la provincia. Pero eso no está sujeto a un nombre ni a las apetencias personales de un dirigente, uno tiene que estar sujeto a las expectativas de la sociedad, no a la pretensión particular de cada uno, reitero mi voluntad, mis ganas y compromiso de poder aspirar a la gobernación de la provincia, pero si la sociedad considera que así debe ser, así será, y si no nos ubicaremos a donde corresponda, lo importante es que haya un cambio estructural en la provincia”, afirmó.

“No se trata de elegir los nombres sino de consolidar un proyecto político. Primero tenemos que saber que queremos hacer con la provincia, cuáles van a ser nuestras propuestas en educación, salud, que vamos a hacer en producción. Yo propicio que vayamos ahondando sobre esto, después veremos los nombres que encabecen este proyecto”, sostuvo.

“Los riojanos seremos los que definamos quienes son los mejores hombres y mujeres que lleven adelante un proyecto, saldremos a consultar al 60 % de la población que no fue a votar y que sabemos que tiene una expectativa y un pensamiento de que la provincia se renueve, somos los riojanos los que tenemos esa decisión”, explicó.

Hasta se opone al adelantamiento de las elecciones, pese que fue secretario general de la Gobernación del ex gobernador Luis Beder Herrera, un especialista en la materia. El secretario avaló todos los decretos, hasta de las convocatorias electorales.

“Tenemos que revisar estos procedimientos, porque hacer una elección a conveniencia del poder político, no se condice con el interés general de la sociedad. Llamar a comicios en mayo, siete meses antes del traspaso del mando, es una insensatez, no hay otros lugares en el mundo donde ocurran estas cosas, cuando se reformó la Constitución en el año 1994 estableció un periodo máximo para que a nivel Presidencial se hagan las elecciones, de modo tal de no dejar que haya un lapsus tan grande donde se puedan cometer desatinos enormes”, puntualizó.

Las declaraciones del intendente