Afirman que quedan 33 elecciones, con pocas alegrías para el macrismo

Publicado por

El sitio Noticias Urbanas, con la firma del periodista Horacio Ríos, describe un panorama desalentador para Cambiemos en todo el país

Como el gaucho que orejea las cartas, la oposición vive la ansiedad de cantar la falta envido con 33 o de hacer “entrar” al oponente con un letal real envido que lo lleve al triunfo. A lo sumo, en noviembre se verán las cartas ganadoras, pero el proceso aún sumará sobresaltos para todos.

En el mes de abril se realizarán las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias en tres provincias: Entre Ríos (el domingo próximo, 14 de abril); San Luis (el 21) y Santa Fe (el 28).

En mayo, en cambio, habrá sólo dos elecciones generales, en Córdoba y La Pampa. Debían haber sido tres, pero en La Rioja quedaron suspendidos los comicios ante el intento del gobernador Sergio Casas, que intentó conseguir su tercer mandato convocando a un desprolijo plebiscito que la Corte Suprema de Justicia desestimó.

Por estos días, se esperaba que el gobernador riojano convocara –el plazo hubiera sido el siete de abril último- a elecciones para el siete de julio, pero eso no ocurrió. Los medios provinciales daban cuenta de que si el gran elector era Casas, se realizaban en la fecha mencionada, pero si el gran elector era Macri, se realizarían el once de agosto, en consonancia con las PASO nacionales. Los del “gran elector” es un término referido a qué prioridades elegirían los riojanos, si un voto por afinidad con el gobernador o simplemente un voto por oposición al presidente, que tiene un bajo nivel de adhesión en La Rioja. Esta última opción significa que el rechazo a Cambiemos podría tener en la provincia otro protagonista que no sea Casas, que podría ser quizás el exgobernador Luis Beder Herrera.

En cuanto a la provincia de Córdoba, el gobernador Juan Schiaretti se encaminaría –todo hace suponer- a la reelección. La implosión de Cambiemos, debida en especial al sostén de la Casa Rosada para la abstrusa candidatura de Mario Negri, le facilitó el camino, pero las encuestas auguraban que lo mismo Schiaretti le hubiera ganado a la coalición de Ramón Mestre, Negri y Héctor “La Coneja” Baldassi.

En Entre Ríos, donde el peronismo va unido detrás de la figura del gobernador Gustavo Bordet por una gestión de Cristina, las encuestas anticipaban -antes de que esto ocurriera- una casi segura reelección del mandatario nacido en Concordia. El kirchnerista Julio Solanas le aportará, de todos modos, un 15 por ciento adicional que empuja su candidatura casi hasta la inexpugnabilidad.

En San Luis, las desavenencias familiares complicaron el panorama. La ruptura entre Alberto y Adolfo Rodríguez Saá le abrió al exgobernador surgido del riñón del adolfismo, Claudio Poggi –que mejoró sus chances al aliarse con el intendente capitalino antes kirchnerista, Enrique Ponce- un camino posible hacia la victoria. Esta circunstancia podría llevar al fin de la dinastía Rodríguez Saá, que gobierna San Luis desde 1983, con el interregno de Poggi y de los dos años de Alicia Lemme, cuando “el Adolfo” tomó licencia en 2001 para ser presidente por un breve tiempo.

En Santa Fe, por su parte, el peronismo, el socialismo y Cambiemos se dividen el electorado en tercios aproximados. De todos modos, las últimas mediciones sitúan al justicialismo en primer lugar con 28,4 por ciento, seguido por el Frente Progresista, con 26,7 por ciento y por Cambiemos, que tercia fuerte con su 26,2 por ciento.

Fracasado el proceso de unidad, Omar Perotti y María Eugenia Bielsa pugnará por la Gobernación, competencia en la cual Perotti contaría con más chances de ganar, aunque no es seguro. La encuesta mencionada resultó que desde que lanzó su candidatura, la figura de la hermana del excanciller creció desde el 11,7 al 15,5 por ciento, mientras que Perotti cayó desde el 14,7 al 13,7 por ciento, a pesar que de los ocho lemas que compiten en la interna, cinco le responden.

En resumen, las mismas encuestas que pueden leerse en esta edición de Noticias Urbanas auguran una fuerte caída del oficialismo y un crecimiento paralelo para la oposición. En las cinco elecciones ya realizadas –PASO La Pampa, Generales Neuquén, PASO San Juan, PASO Chubut y Generales Río Negro-, Cambiemos sólo cosechó fracasos, aunque tampoco la oposición se puede ufanar de grandes éxitos. Así, se abre paso en la evaluación de lo que viene, que el sendero será similar, tanto para unos como para otros, aunque el peronismo tiene varios ases en la manga, que lo sitúan en ventaja en esta compulsa.