El Concejo Deliberante se hace el distraído con Cejas

El Concejo Deliberante de la capital se hace el distraído con la agresión de Andrés Cejas contra su par Raúl Larraín en la última sesión ordinaria.

El cuerpo -bajo el control del intendente Alberto Paredes Urquiza- hace oído sordo a otro grave hecho institucional que sumó el pedido de destitución del sector político que encabeza la ex diputada provincial asambleísta Lucía Ávila.

Cejas -de extracción asambleista- llegó al cuerpo, a través de la bandera del Famatina no se toca y luego no dudó en incorporarse al bloque paredista, aliado al macrista Cambiemos.

Ávila afirmó que “es profundamente violento respaldará a un violento”


Este martes, los ediles volvieron a la normalidad con la sesión preparatoria, aunque todavía resuena la agresión denunciada por Larraín contra Cejas, un tema que trata de esquivar el bloque mayoritario.