Entre la componedora y la desconfianza del gobernador

Publicado por

La marcha peronista se volvió a escuchar este martes en el salón Blanco de Casa de Gobierno. El iniciador del canto fue Javier Tineo para que luego se sumaran los presentes al acto de asunción de Griselda Herrera. Fue una especie de reinvidicación del peronismo para despedir al radical Gastón Mercado Luna y darle la bienvenida a Herrera de raíces puras del justicialismo.

Sergio Casas le dio el gusto de entregar el cargo de la Secretaría General de la Gobernación como había pedido el peronismo en su conjunto y agradecer los servicios prestados a Mercado Luna, que debería jurar como juez, en caso que los legisladores oficialistas no hayan cambiado de opinión.

La chileciteña solo cruzó el salón Blanco para instalarse en el sector Norte de la Casa de Gobierno, ya que -pese a ser la titular de la Casa de La Rioja en Buenos Aires- solamente estuvo en cuatro oportunidades en la avenida Callao. Desde su salida del Ministerio de Desarrollo Social se “atrincheró” en el primer piso de la Casa de las Tejas, a pocos metros del despacho gubernamental.

La misión de Herrera será de componedora cuando acomode a su gente en la Secretaría, a pesar del pedido de Mercado Luna para que continúen sus empleados. Este martes remarcó al final del acto que no avalará el deseo del futuro juez.

La flamante secretaria deberá funcionar como una ambulancia y sumar a todos los heridos del peronismo para que trabajen en la campaña por la intendenta de Arauco, Florencia López, el deseo del gobernador. Por lo menos, salutaciones sumó de todos los sectores del peronismo, siendo un buen síntoma para que el oficialismo tenga las menores bajas.

La unidad será la palabra mágica para que no haya enojados con el casismo y todos empujen el carro de la fórmula a gobernador y vice que se dará a conocer próximamente con la fecha de las elecciones.

De carácter fuerte, Griselda Herrera diseñará la senda para que Casas oficialice la estrategia electoral bajo el concepto peronista que la caja manda.

El arribo de la ex ministra acontece en medio de la desconfianza del gobernador con casi todos. No se olvida que la reunión con el consultor Mario Riorda fue grabada y casi transmitida on line desde la Residencia Oficial. Por este motivo, se podria implementar el sistema cristinista de dejar los telefónos celulares en un recipiente.

Con el control absoluto del Ministerio de Hacienda, a cargo de Jorge Quintero, y la Secretaría de la Gobernación cuenta con la base para poner en la mesa los nombres de mujeres que serán las cabezas de fórmulas en la provincia, como en la Capital (principal departamento).

Será la jugada más audaz del peronismo que no sabe pronunciar nombres de mujeres como potenciales dueñas del poder. Las encuestas del gobierno le marcan un hartazgo con los viejos dirigentes peronistas, que están desde el regreso a la democracia. En base a ello, tratará de actualizar la oferta electoral para competir contra el macrismo (con caja nacional) y el peronismo disidente (sin caja).

Luego del acto de asunción, el despacho del gobernador expresó que Ricardo Quintela no será el elegido y se potenciará a Teresita Madera para que ocupe un lugar preponderante en el casismo. Por lo cual, Quintela se quedará con quien dijo que podría ser su compañera de fórmula.

Los intendentes apoyan en gran medida que López salga como cabeza y se busca el convencimiento de los legisladores. Son dos pilares fundamentales para reunir los votos en las elecciones.

El lunes, Florencia López tendrá una actividad institucional en la Capital y previamente estará en el autódromo local. Desde allí se empezará a quitarle el sello de arauqueña para que se transforme como la potencial candidata provincial, previo al anuncio oficial.

Silvia Gaitán se entusiasma con quedarse en Chilecito y por lo cual, Madera estaría en la fórmula. Pero la chileciteña representa al segundo departamento provincial, mientras que la legisladora capitalina sería una pieza clave para ir por la Intendencia de Alberto Paredes Urquiza. Pero no hay nada definido, ya que se prepara el terreno con el propósito de medir otra vez.

Con este juego hay dirigentes que quedan afuera, otros adentro con menos peso y otros que ocuparán lugares, pese que fueron quienes tiraron piedras al proyecto oficialista.