La vicepresidenta de la UCR de La Rioja: “Que paguen los culpables de semejante atentado”

“Pedimos justicia. Necesitamos saber qué pasó y que paguen los culpables de semejante atentado”, dijo este lunes la vicepresidenta de la Unión Cívica Radical de La Rioja, Gabriela Rodríguez.

En diálogo con “Madrugando” de AM 1020, la dirigente riojana se refirió a la muerte del diputado nacional Héctor Olivares, después de tres días de agonía en el Hospital Ramos Mejía de Capital Federal.

“ESTAMOS DEVASTADOS POR TANTO DOLOR, POR ESTA PARTIDA INEXPLICABLE DE NUESTRO QUERIDO HÉCTOR OLIVARES”

El jueves, el legislador radical había sufrido un atentado a metros del Congreso de la Nación, en donde murió instantáneamente su asesor Miguel Yadón, por la balacera que les propinaron desde adentro de un auto que estaba estacionado.

“Estamos devastados por tanto dolor, por esta partida inexplicable de nuestro querido Héctor Olivares”, expresó Rodríguez, que además trabaja en su provincia para el Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación.

Gabriela Rodríguez, que quedó a cargo de la conducción de la UCR riojana porque Olivares era el presidente, contó que arribó este domingo por la noche a su provincia después de haber acompañado desde el viernes a la esposa y a los hijos del diputado. “Cuando llegué, prendo el celular y me encuentro con esta noticia tan triste”, contó.

“FUI YO QUIEN LO LLEVÓ AL AEROPUERTO PARA QUE SE FUERA A BUENOS AIRES. DESPUÉS NO LO VI MÁS”

La dirigente política, oriunda de la localidad de Chilecito, recordó la última vez que vio a OlivaresFue el lunes 6 de mayo en la capital riojana, en el lanzamiento del Club de Empleo Joven.

“Al mediodía almorzamos con amigos del equipo y a la tarde fuimos a visitar a un grupo de productores. Tomamos mates y fui yo quien lo llevó al aeropuerto para que se fuera a Buenos Aires. Después no lo vi más”, recordó emocionada.

Rodríguez dijo que en el hospital porteño, Olivares “siempre estuvo debatiéndose entre la vida y la muerte, desde que entró”.

“ERA NUESTRA GUÍA, NUESTRA LUZ. UN HOMBRE MUY PATERNAL. UN HOMBRE HUMILDE, GENEROSO”

Además resaltó los “valores” que les inculcó “a todos dentro del radicalismo. Fue muy respetado por los adversarios y por la gente del partido”.

“Era nuestra guía, nuestra luz. Un hombre muy paternal. Un hombre humilde, generoso. Trabajando siempre con los jóvenes, buscando el diálogo, la armonía. Un gran político, trabajador, honesto”, lo retrató su correligionaria y amiga.