Sociedad

Una droga demostró extender la vida de mujeres jóvenes con un tipo de cáncer de mama avanzado

Una droga que está disponible en la Argentina demostró extender la vida de mujeres con un tipo frecuente de cáncer de mama en estadio avanzado, principal causa de muerte en pacientes de entre 20 y 59 años, según un estudio internacional que fue presentado recientemente en el Congreso Americano de Oncología (Asco, por su sigla en ingles).

Se trata de ribociclib, “el único fármaco que demostró mejorar la sobrevida general de pacientes con cáncer de mama RH+/HER2- avanzado”, señala el estudio, del que participaron centros de salud argentinos.

“En combinación con una terapia endócrina, ribociclib logró que a 42 meses de iniciar el tratamiento, el 70,2% de las mujeres estuviera con vida, contra un 46% de las que recibieron sólo terapia endócrina. Además, la droga disminuyó el riesgo de muerte un 30%”, señala la investigación, que fue publicada en el New England Journal of Medicine.

Diego Kaen, jefe de Servicio del Hospital Enrique Vera Barros de La Rioja e investigador principal del estudio en el país, afirmó que el medicamento “es una opción terapéutica que mejora el tiempo de sobrevida y la calidad de vida en pacientes jóvenes, menores a 59 años”.

“Además no es un tratamiento de quimioterapia, por lo que tiene niveles muy bajos de toxicidad y efectos secundarios. La noticia de sobrevida general a 42 meses es muy positiva, pero aún resta saber cuál será el resultado a más tiempo, que posiblemente siga siendo esperanzador”, completó Kaen, también director de Investigación Clínica del Centro Oncológico Riojano Integral.

Por su parte Sara Hurvitz, directora Médica de la unidad de investigación clínica del Centro Oncológico Integral Johnson y el programa de ensayos clínicos sobre cáncer de mama de la Universidad de California, Estados Unidos, destacó que ” llegar a una mejor sobrevida general es un objetivo difícil de lograr”.

“Este estudio clínico alcanzó una meta de tratamiento importante antes de lo previsto, lo que representa un avance extraordinario para las pacientes”, aseguró.

El uso de ribociclib está aprobado en más de 75 países, incluyendo Argentina, Estados Unidos y miembros de la Unión Europea. (Télam)