Presionado por la demanda, el dólar cerró julio con una suba acumulada de 3%

El dólar registró hoy una leve baja y cerró a $45,01 para la venta, aunque en el mes acumuló un incremento de 3% frente a la presión compradora impulsada por la incertidumbre electoral.

   El billete terminó a $42,75 para la compra y a $45,01 para la venta, con lo que respecto del día anterior se dio un retroceso de cinco centavos por el accionar del Banco Central.

   Así, la moneda norteamericana tuvo un aumento de $1,31, es decir de 3% en julio, lo que representó el mayor avance en cuatro meses.

   En los mostradores de Banco Nación, finalizó a $44,90, mientras la cotización más elevada fue expuesta en Banco Galicia a $45,50.

   En el sector mayorista, operó a $43,88, y así bajó cinco centavos con relación al martes, pero en el mes sumó más de de 3%.

   El volumen negociado en el segmento de contado fue el más alto desde agosto último al llegar a US$ 1.225,274 millones.

   Ante la marcada demanda de divisas en la city, el organismo que conduce Guido Sandleris volvió a intervenir en el mercado de futuros y convalidó otro incremento en la tasa de Leliq, cuya tasa promedio diaria quedó en 60,396%.

   En la primera licitación, el monto adjudicado fue de $ 149.450 millones con un rendimiento de 60,355%.

   En la segunda subasta, realizada durante la tarde, la autoridad monetaria adjudicó $ 96.049 millones con una tasa de 60,461%.

   La plaza cambiaria se recalentó en las últimas jornadas dada la proximidad de las elecciones, al tiempo que la oferta disminuyó por la cautela de los inversores.

   Pese a ello, el Gobierno rechazó la posibilidad de un posible “sobresalto” del tipo de cambio luego de las primarias.

   Ante ese contexto, se espera que, con el respaldo del Fondo Monetario, el Banco Central mantenga el esquema cambiario implementado hasta el momento con el fin de promover las colocaciones en pesos y contener la dolarización de carteras.

   Analistas indicaron que en las próximas horas se verá cuál será el impacto de la decisión de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos respecto de bajar sus tasas de interés tras once años.

   La noticia se conoció luego de que finalizara la sesión por lo que el efecto comenzará a percibirse este jueves.