Cornejo reúne a la cúpula del radicalismo para analizar el escenario mientras el Gobierno trata de calmar los ánimos

El presidente Mauricio Macri visitó en Mendoza la sede de la empresa ENERGE, una pyme local que desarrolla calefones solares y sistemas eléctricos con energía de esa misma fuente. El Presidente estuvo acompañado por el gobernador Alfredo Cornejo. Foto NA

El presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, encabezará esta noche una reunión con los principales dirigentes del radicalismo para evaluar los pasos a seguir luego de la derrota del oficialismo en las primarias.

El radicalismo mantiene en reserva el lugar y horario del encuentro, pero fuentes de la cúpula partidaria confirmaron a NA que Cornejo compartirá una cena con el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, y los diputados nacionales Mario Negri y José Cano, entre otros.

La reunión fue convocada para analizar el escenario electoral y también los pasos a seguir por la coalición oficialista Juntos por el Cambio, en medio de la nueva y brusca devaluación del peso y la reacción negativa de los mercados frente al resultado de los comicios.

El radicalismo está a la espera de que la Casa Rosada anuncie medidas económicas que apunten a morigerar el impacto de la crisis económica en el bolsillo de los ciudadanos, pero también reclama mayor “diálogo político” y dar “señales” que tranquilicen.

“La incertidumbre política se baja de la política y esa es una responsabilidad colectiva, de los que gobernamos y también de los que aspiran a hacerlo”, sostuvo Negri, jefe del interbloque oficialista de la Cámara de Diputados y candidato a la reelección en Córdoba, en declaraciones a La Nación.

En tanto, el vicepresidente de la UCR Federico Storani consideró que “hay que buscar los acuerdos que son factibles entre los principales referentes de la Argentina para que eso de un marco que permita ir superando una situación que es altamente vulnerable en términos económicos”.

Tras la derrota que sufrió el Gobierno en las PASO, los dirigentes radicales empezaron a recordar que en 2018 muchos de ellos habían alertado a la Casa Rosada sobre el impacto que estaba teniendo (principalmente en las pymes y la clase media) el aumento de tarifas y ese debate interno podría reeditarse.

La reunión que mantendrán las principales figuras del radicalismo se da en momentos en que puertas adentro de Balcarce 50 todavía están digiriendo la fuerte derrota electoral y tratando de calmar los ánimos para dar los próximos pasos.

Según supo NA, la relación entre la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, y el comando de campaña del presidente Mauricio Macri quedó sentida por el resultado de los comicios, que fueron mucho más adversos para la mandataria provincial.

El último lunes hubo un clima muy caldeado entre funcionarios nacionales y bonaerenses que llegó hasta las amenazas de ruptura, aunque lograron bajar los decibles de la discusión poco antes de la conferencia de prensa que dio Vidal.

También hubo preocupación entre los dirigentes más políticos del oficialismo por el mensaje que brindó Macri, quienes comenzaron a machacar puertas adentro sobre la necesidad de dar un mensaje menos derrotista que reactive las esperanzas de obtener un mejor resultado en las elecciones de octubre, pensando fundamentalmente en la composición del futuro Congreso.