Florencia López prioriza su candidatura a vicegobernadora y facilita el regreso de Martínez y Minuzzi a Aimogasta

La intendenta de Arauco, Florencia López, priorizó su candidatura a vicegobernadora por el espacio del gobernador Sergio Casas y dejó a la intemperie a su sector en el departamento, cuya cabecera es Aimogasta.

López, que será socia política del candidato a gobernador Ricardo Quintela en el Justicialismo casista, empezará a recorrer la provincia para posicionarse y así desnudará el municipio departamental.

De esa forma, facilitará el regreso a la intendencia del ex diputado provincial Nicolás Martínez, candidato a jefe comunal por el partido del ex gobernador Luis Beder Herrera.

Mientras allana también el camino de Gustavo Minuzzi, ex intendente arauqueño, a la Legislatura como representante del departamento del norte provincia.

López se había lanzado como candidata a la gobernación por la agrupación casista Talampaya y había obtenido la adhesión de intendentes, diputados y funcionarios provinciales. Sin embargo, Casas bendijo a Quintela para que encabeza la lista oficial de la Casa de Gobierno.

La presencia provincial de la arauqueña provoca un vacío en su espacio departamental y le abre las puertas a Martínez y Munizzi, que se amigaron tras varios años de distanciamiento, a través del secretario de Relaciones Institucionales, Ariel Puy Soria.

Así López puede perder el control del departamento en manos de Martínez, su padre político, y de su archienemigo político como es Minuzzi.

La continuidad de su proyecto político podría quedar en manos de su padre o alguien cercano. Sin embargo, la intendenta no cuenta con posibilidades de seguir en el manejo de su departamento.