Bosetti en el medio de la interna neoquintelista: Puy Soria lo reincorporó y Madera lo rechazó de plano

Néstor Bosetti dejó al sector de Luis Beder Herrera en desacuerdo con la llegada del intendente de la Capital, Alberto Paredes Urquiza.

El vicegobernador y candidato a intendente terminaba dentro de la agrupación con las mismas aspiraciones que el paredismo y así pegó un portazo para regresar al neoquintelismo (ex casismo), a través del contacto con el secretario de Relaciones Institucionales, Ariel Puy Soria.

Pero lo que él hizo en el bederismo, la diputada provincial y candidata a intendenta Teresita Madera pretende imitarlo, a raíz que perdió la exclusividad para pelear por la Intendencia dentro del espacio que lidera el gobernador y candidato a diputado nacional Sergio Casas.

Madera había logrado el sábado pasado en la Residencia Oficial, donde Casas bendijo a Ricardo Quintela y Florencia López, que sería la única candidata del oficialismo para intentar llegar al Palacio Municipal.

Sin embargo, Puy Soria convenció a Casas que cambie las reglas de juego para ampliar el abanico de candidatos, con el fin que sumen a Quintela, pese que con la boleta de los Fernández no les permite llevar colectoras.

El operador del neoquintelismo no solo repatrió a Bosetti sino también quiere que el ex vicegobernador Miguel Ángel Asís también sea candidato a jefe comunal como el ministro de Desarrollo Social, Juan Santander.

Puy Soria imagina que esos hombres pondrá sumarle votos a Quintela y López.

Pero Madera amenazó con bajarse y hasta irse del espacio, ya que también había desistido de la gobernación por la fórmula del consenso.

Así Bosetti quedó en el medio de la interna del casismo que se transformó en quintelista.

Mientras que la candidata a vicegobernadora del Frente de Todos, Florencia López, puso de manifiesto además que junto al gobernador y candidato a diputado nacional Sergio Casas, “acompañamos a los candidatos a presidente y vice de la Nación del Frente de Todos, Alberto Fernández y Cristina Fernández” y remarcó que en la provincia “estamos trabajando en eso”.

La candidata a vicegobernadora dijo además que “la gente está necesitando que el justicialismo triunfe en la provincia de La Rioja para que esté a tono con el próximo gobierno nacional y que vendrá con soluciones a partir del 10 de diciembre”.