De domingo a domingo: El peronismo arriesga y divide sus votos; la oposición va por el piso de Macri

Las elecciones 27 de octubre no tienen antecedentes de los últimos años por las complicaciones previas, y que continuarán, en la lucha del poder real, el de la provincia.

Peronistas y peronistas, y peronistas con radicales, irán a las urnas para llegar al despacho que hoy la llave está en uno de los bolsillos del traje del gobernador Sergio Casas.

Con la mejor encuesta, que fueron las PASO, Casas ya es diputado nacional, como así también Felipe Álvarez. Resta saber si los acompañará Hilda Aguirre de Soria o Cristina Salzwedel.

En base a los números del 11 de agosto, el peronismo arriesga y mucho en las elecciones provinciales, ya que va dividido y con referentes destacados de la provincia.

La caja de Casas estará detrás de la fórmula oficialista Ricardo Quintela y Florencia López con un vasto sector del peronismo acompañando, por lo menos públicamente. En las urnas puede pasar cualquier cosa.

En la vereda del justicialismo, pero alejado de la Casa de Gobierno, está Luis Beder Herrera, conocedor de toda la dirigencia oficialista. Desde Casas para abajo fueron todos funcionarios de sus gobiernos, pero hoy los enfrentará.

El diputado nacional -como candidato- juega una carta audaz, ya que presenta a una médica como su compañera de fórmula, con el fin de dar un mensaje que él hace más de 30 años está en el poder, pero busca una renovación. Esa posición se sabrá si dio resultado el domingo 27 de octubre cuando se cuenten los votos.

Julio Martínez va por la heroica, ya que intentará retener el piso electoral de Mauricio Macri en las PASO y beneficiarse con la pelea del peronismo. Unos 60 mil votos están en danza para la oposición que tendrá como socia a Teresita Luna, la misma que fue vice de Beder Herrera.

El macrismo no hizo un mal papel en las PASO, especialmente en Capital y Chilecito. En el principal departamento estuvo a pocos puntos y en la Perla del Oeste ganó el actual presidente.

En la previa de la presentación de las listas, el gobierno de Casas se puso como única misión: desnudar de dirigentes a Beder Herrera. El objetivo casi lo cumplió, pero con un alto costo, ya que la novela de Teresita Madera se habló en los hogares no políticos.

Martínez ya anunció que polarizará con Beder Herrera, siendo ambos de Chilecito, mientras que Quintela tendrá que buscar como contrincante al radical.

La torta del electoral también se compone del voto en blanco y de la actuación de las colectoras, en caso que la justicia federal no diga lo contrario.

La apoderada del macrismo, Cristina Salzwedel, presentó una declaración de certeza ante la justicia federal para que quede escrito como se aplicará el sistema electoral de La Rioja en los comicios nacionales.

Así se inicia la campaña con dos pesos pesados del peronismo en la cancha y el pescador Martínez para tratar de capitalizar esa puja y que pese a la crisis económica, puede llegar a la gobernación.