El macrismo se transformó en un peronismo moderado: Teresita Luna y Felipe Álvarez por los enojados

El macrismo riojano se peronizó al incorporar a la ex senadora nacional kirchnerista y ex vicegobernadora Teresita Luna. Ya lo había hecho también con el ex vice intendente, diputado no asumido y ex ministro de Gobierno bederista, Felipe Álvarez.

Julio Martínez, candidato a gobernador, reconoció que La Rioja es una provincia peronista y por eso, Luna y Álvarez enviarán un mensaje a la sociedad que la agrupación, que responde al presidente Mauricio Macri, es un peronismo moderado.

El radicalismo se entusiasma que la grieta del justicialismo los beneficie, especialmente en la Capital, ya que habrá dos candidatos a gobernador: Ricardo Quintela y Luis Beder Herrera.

Cambiemos, la sociedad entre la Unión Cívica Radical y el PRO, tiene la mochila de la gestión de Macri, pero la gran encuesta de las PASO no la evidenció, ya que hicieron buenos números en la Capital y Chilecito.

Álvarez enfrentó al aparato del gobernador Sergio Casas, candidato a diputado nacional, mientras que el ex vice intendente de Alberto Paredes Urquiza solo tuvo un gesto desde la Nación.

Martínez saldrán con Luna y Álvarez para captar el voto del peronismo enojado con el gobierno provincial y el bederismo.

En la Capital, irán por la misma senda, ya que en el principal departamento existen dos candidatos peronistas: Teresita Madera y Paredes Urquiza. Ese panorama fue clave para que la senadora Inés Brizuela y Doria aceptara incorporar a Guillermo Galván en la fórmula a intendente y vice.

Brizuela y Doria, con mandato por otros cuatro años más en el Congreso como Martínez, tendrá a Galván como el “espadachín” de la lucha contra las injusticias sociales, como el tarifazo de EDELaR y la justicia.