Paredes Urquiza alertó que “está en riesgo la paz social” en La Rioja al acusar a la Provincia de no enviar los fondos para pagar a los PEM

El intendente de la Capital, Alberto Paredes Urquiza, afirmó este martes que “si quieren discutir políticamente lo hagamos en las urnas, pero no se metan con los trabajadores” al advertir por la grave situación de los 3.000 beneficiarios de los Programas de Empleo Municipal.

Paredes Urquiza en rueda de prensa acusó al gobierno de Sergio Casas por no enviar los recursos al municipio para el pago de los PEM. En este sentido, pidió que las autoridades de la provincia “si no nos quieren mandar a nosotros la plata, que la depositen en la cuenta de los trabajadores” e informó que inició gestiones para solicitar la ayuda al gobierno nacional. 

Según el Palacio Municipal, la semana pasada el ministro de Hacienda de la provincia, Jorge Quintero, junto a la secretaria de la Gobernación, Griselda Herrera, se comprometieron a brindar una solución luego de una reunión que con las autoridades de la comuna. 

Paredes Urquiza explicó que “hasta el momento las negociaciones son infructuosas ante el gobierno provincial, estamos hablando de que es una obligación que una vez más incumple, discriminando arbitrariamente e injustamente, afectando a la escala más sensible de todos que es a los trabajadores, porque los PEM aun cuando sean trabajadores precarizados son empleados, que cumplen con su labor y merecen que se les pague, tienen hijos, familias, cobran un sueldo escaso, por eso esta actitud del gobierno de negarse a enviar los fondos que les corresponden al municipio es inhumano”.

En ese marco, dijo que “no aceptaron esta alternativa de que les depositen directamente en las cuentas de los PEM, les solicitamos además que nos adelanten una suma de la Coparticipación como ya se hizo en otras épocas, tampoco aceptaron eso, les pedimos que nos autoricen un crédito en el Banco Rioja y no nos dieron esa posibilidad, es más que evidente la intencionalidad burda, injusta por razones políticas de afectar gravemente a estas tres mil familias que están esperando cobrar”.

También recalcó que “soy consciente de que mientras dure esta gestión y Sergio Casas sea el gobernador no nos van a enviar los fondos, dicen que ya nos enviaron todos los fondos que corresponden por Coparticipación, como puede ser que solo le envíen en materia de pago de sueldo y no envíen -como a todos los otros Municipios- los gastos de funcionamiento”.

“Está en riesgo la paz social”, indicó y sostuvo que acompañarán la protesta que emprenderán los empleados para reclamar el pago del sueldo que se llevará a cabo este miércoles. En este sentido, dijo que “los acompañaremos como siempre porque están en todo su derecho. Creo que esta situación extrema que nos lleva el Gobierno debe acabarse definitivamente, las tres mil personas a las que no se les paga no son personas designadas por esta administración, la gran mayoría de ellos tienen una antigüedad de 8 años, algunos tienen más de 10 años, ni siquiera los que los han designado se hacen cargo de la situación, es más esas personas pretenden que no nos envíen la plata, para generarnos un problema político”.

Luego informó que “iniciamos un nuevo trámite ante el Ministerio del Interior para ver si podemos conseguir fondos que nos ayudaron hace dos años en este tema, aunque no es obligación, si lo hacen será de buena voluntad, pero la obligación primaria es del gobierno de la provincia. Este año se destinó en el Presupuesto Nacional, 120 millones de pesos para pagar a los Programas de Empleo a raíz de la discriminación del Gobierno, ese dinero a una suma de 15 millones de pesos por mes ya se agotó. La responsabilidad es de la provincia, es de Sergio Casas y vamos a seguir planteando hasta las últimas consecuencias”.

Finalmente lamentó que la Provincia tampoco envíe la recaudación por la tasa de alumbrado público. “Hace tres meses que la provincia se queda con toda esa plata, no nos manda ni un solo peso. No hay manera de mantener una ciudad en la que viven 220 mil personas con 200 mil pesos por día, no hay manera, el Municipio se sostiene con las tasas que nos quedan que nos alcanza para sacar los camiones a recoger la basura y las maquinas a arreglar las calles”, añadió.