Tribunal de Cuentas mira de reojo a los diputados y Beder Herrera prepara su acto de cierre

Los diputados justicialistas dialogan mucho porque varios se van. Están preocupados porque deben rendir recursos públicos y se lo hizo saber el Tribunal de Cuentas que preside Luis Zamora, el mismo que recibió al diputado nacional y candidato a gobernador Luis Beder Herrera.

Se han intensificado las reuniones en la Legislatura sin la participación del presidente de la bancada justicialista, Hugo Páez, que está centrado en la campaña en su departamento (Felipe Varela).

Es un tema puesto en la mesa con su par Ricardo Quintela, candidato a gobernador por el peronismo oficialista, mientras que reclaman un encuentro con Sergio Casas en la Casa de Gobierno.

Los legisladores además no encuentran la llave de la caja para enfrentar los últimos días de la campaña, al tiempo que los intendentes se han reacomodado en sus respectivos departamentos. Muchos se enfrentan entre sí en el interior.

Cuentan en los pasillos del organismo de contralor que antes de la finalización de sus respectivos mandatos, los legisladores salientes deberán presentar todas las rendiciones de cuentas.

Hasta el intendente de Chamical, Daniel Elías, hizo público su reclamo a Casas para que desaparezcan las causas por el supuesto manejo irregular de los recursos públicos.

El casismo había amenazado con avanzar contra Zamora, pero es la Legislatura que lo debe hacer. Hoy no tiene los votos.

El presidente del Tribunal de Cuentas es amigo de Beder Herrera, que se prepara para dos actos. Uno de ellos por el Día de la Lealtad organizado por el camionero Jorge Reynoso.

Y el más importante: el cierre de su campaña para el jueves 24 en la remodelada avenida 1 de Marzo. Allí estará el intendente departamento Alberto Paredes Urquiza, socio del ex gobernador, entre otros referentes.

Lo anunció Beder Herrera en la rueda de prensa del martes pasado para despejar cualquier duda sobre su proyecto político y especialmente por los mensajes enviados desde La Rioja a la oficina del candidato presidencial Alberto Fernández, desaparecido en la provincia.

Con Julio Martínez posicionado en la Capital, Beder Herrera juega a sumar votos del interior y compensar en el principal departamento con el trabajo de Paredes Urquiza y del vicegobernador y candidato a intendente Néstor Bosetti.