El PJ mantuvo la gobernación por el interior y hasta por Beder Herrera

El Partido Justicialista salvó la ropa este domingo por los votos del interior provincial y hasta por la candidatura a gobernador de Luis Beder Herrera.

Ricardo Quintela se consagró como mandatario provincial, a partir del 10 de diciembre, por el compromiso electoral de la estructura peronista en el interior de La Rioja, ya que en la Capital (principal departamento que reúne a más del 60% de los votos) el electorado le dio la espalda al oficialismo.

Beder Herrera también fue clave para que el Justicialismo siga con el control del gobierno provincial. Su candidatura significó que sus votos peronistas no se fueran al verdadero opositor que era el senador nacional Julio Martínez.

Entre Beder Herrera y Martínez suma el 50% de los votos, mientras que Quintela llega al 39%.

Hay que recordar que Casas fue electo con el 45% de los votos y el peronismo unido. Esta vez fue todo lo contrario.

Juntos por La Rioja, la oposición al peronismo, hizo una gran elección en la Capital y el oficialismo lo sintió, ya que debió esperar los votos del interior para anunciar su triunfo.

Fue el gobernador Sergio Casas que lo hizo en la Residencia Oficial pasadas las 23 de domingo acompañado por Quintela, como así también por Teresita Madera, Gabriela Amoroso, Hilda Aguirre de Soria y Fabián Calderón, entre otros.

Es verdad que el peronismo oficialista ganó 16 de los 18 departamentos, pero perdió en el que reúne a la mayor cantidad de electores, como es la Capital.

Por este motivo, hubo silencio en las calles capitalinas, salvo los militantes quintelistas que saludaron al nuevo mandatario provincial.