Sociedad

Por “merma en el rendimiento”, les dan de baja a dos perros de la FPA y son ofrecidos a La Rioja

Lava y Ajax, dos perros detectores de drogas de la Fuerza Policial Antinarcotráfico (FPA) de Córdoba, fueron dados de baja por “merma en el rendimiento” y ofrecidos a la Policía de La Rioja para que sean los iniciadores de una división canes en aquella provincia.

Los dos perros fueron trasladados hace un par de meses, pero recién este viernes se publicó en el Boletín Oficial su baja y la donación a la Policía de La Rioja.

“Eran los que menos rendían en la fuerza, pero no son malos perros. Han trabajado bien, pero al compartir controles preventivos con los colegas de La Rioja detectamos que les faltaban perros y que los necesitaban. La FPA tiene una División Canes de élite, con 24 animales de pedigrí, certificados, con capacidad para detectar armas y drogas, incluso sintéticas”, explicó a La Voz del Interior un vocero de la fuerza.

Es decir: no mandaron dos perros “vagos” a La Rioja, como podría desprenderse de la resolución publicada en el Boletín Oficial.

“Son perros certificados, puros, que pueden tener cría y así dar origen a una unidad canina”, valoraron, como principal utilidad, desde la FPA.

La baja estaba decidida y también la donación a La Rioja, pero llevó bastante tiempo porque la burocracia provincial exigía que antes de ser cedidos a cualquier otra policía se ofrecieran en Córdoba.

En La Rioja no existe una División Canes. Ya hay reemplazos para Lava y para Ajax: una parejita que fue inseminada por los propios especialista de canes de la FPA de Córdoba.

“Estamos trabajando para poder ser habilitados como unidad de certificación de perros detectores de narcóticos. En Sudamérica, la FPA es la única que cuenta con animales que, además de detectar las drogas más comunes, son capaces de registrar drogas sintéticas. También están preparados para reconocer armas. Y estamos trabajando en una camada nueva de animales, también de raza y con pedigrí”, confiaron desde la fuerza.

La FPA recibirá en breve una nueva camada de perros para entrenar.

Lava y Ajax tenían tres años y eran de los más longevos dentro de la División. La edad y el desgaste del tipo de trabajo que les tocó puede haber influido en una merma en el rendimiento. Pero la exigencia para estos canes no será la misma en La Rioja.

Categorías:Sociedad