Sociedad

Editorial: Hay que trabajar con o sin lluvia

En el sur se trabaja con nieve. En el norte con calor. En otros puntos con lluvia y con viento. Así se trabaja en la Argentina que tiene una variedad de climas todo el año.

Este lunes, los gobiernos riojanos decidieron que los empleados públicos no trabajan por la lluvia. Hubo una disposición sin distinción de color político, ya que avanzó la provincia peronista y por detrás se plegó el municipio radical.

Es un mal mensaje desde La Rioja para toda la Argentina, siendo una provincia que necesita el acompañamiento de otras para lograr beneficios: como los recursos extras nacionales sin que haya objecciones. El primer comentario es en el país que “en La Rioja no trabaja nadie”.

Y no es así, este lunes no trabajan los estatales, pero si los privados, los trabajadores públicos nacionales y todos aquellos que hacen “changas” para ganarse el pan diario en un país destruido por las malas políticas económicos.

Este lunes se levantó temprano con lluvia el panadero, el carnicero, el distribuidor, el colectivero y muchos más que trabajan hasta los fines de semana para salir de la pesadilla económica.

Es verdad que la lluvia golpeó duramente a los barrios más carentes, que vienen desde años, ya que han pasado los gobiernos y los problemas han quedado.

Bajo el criterio de la lluvia, se podría dar asueto por la chaya, por el calor y hasta por cualquier criterio que pueda engrosar un decreto.

La Rioja no está en condiciones en transmitir mensajes que no se trabaja, todo lo contrario, debería trabajar más y gritarlo para generar propios recursos y salir de la dependencia de los recursos nacionales.

El acompañamiento de siempre por los que más sufren, pero bajo la enseñanza de mis padres apostando que solo con trabajo se sale de la crisis y hasta de la pobreza.

Categorías:Sociedad