Un día compartía una comida en San Luis y pregunté en voz alta por qué Alberto Rodríguez Saá construía tantas autopistas y fomentaba al extremo la obra pública. La respuesta fue tajante que abrió una enriquecedora discusión en la mesa: “Trae desarrollo”. Esa fue la frase y que luego llevó a comparaciones, que hasta alguien orgulloso dijo: “Por eso somos El Otro País”.

El hermano de la senadora Teresita Luna inició el camino en pos de posicionarse con vistas a las elecciones legislativas del 20013. Gustavo Luna, ex funcionario provincial, pretende alcanzar una banca de diputado provincial por el departamento Capital y por eso, se alió al Gobierno, a través del ministro de Gobierno Felipe Álvarez.

A Néstor Bosetti lo esperaba el ex diputado arauqueño Nicolás Martínez y se excusó. A Fernando Cárbel lo aguardaba el intendente de Independencia y también se excusó. Todo eso pasaba a las 11 en el Ministerio de Infraestructura. Eso sucedía en todas las áreas del Gobierno que no habían olfateado que Ricardo Quintela iba a terminar en el despacho del Gobernador en la Residencia Oficial.

Las palabras de Ricardo Quintela han golpeado en el corazón de los ultra, pro y hasta anti de cualquier proyecto político. Como un viejo zorro de la política, el intendente le habla a la gente, como así también, y últimamente en la mayoría de los casos, a la dirigencia justicialista y hasta opositora.