Se define el cronograma y en 2019 habrá una elección por mes

Tras el fracaso del proyecto oficialista para avanzar con una reforma electoral, con la eliminación de las PASO como uno de los ejes centrales, el calendario electoral 2019 a nivel nacional se anticipa intenso, con un promedio de una elección por mes, distribuidas entre febrero y noviembre.

Con un gasto estimado por el propio gobierno nacional de 2.600 millones de pesos solo para la PASO nacional, el oficialismo especulaba con dar de baja esta alternativa incorporada por el kirchnerismo que también adoptó la mayoría de las provincias, pero el año que viene volverán a repetirse esquemas similares a los de 2015 para la selección de candidatos. En los casos donde haya elecciones municipales y se requiera de una segunda vuelta presidencial, ciudadanos de algunas provincias deberán ir a votar hasta seis veces durante todo 2019.

De las veinticuatro provincias, solo Corrientes y Santiago del Estero no tendrán contienda para elegir gobernador porque tienen desfasados sus cronogramas respecto al resto del país. Por el momento están confirmadas con fecha seis elecciones primarias en La Pampa, San Juan, Buenos Aires, Entre Ríos, Ciudad de Buenos Aires y Chubut. Catamarca, que suele abrir el cronograma anual de elecciones, por ahora no definió fecha y la gobernadora Lucía Corpacci ya suspendió las PASO por única vez, y se jugó así una carta para fijar las generales más adelante, de acuerdo con las necesidades de su estrategia. Se especula que será en marzo. Neuquén es otro de los distritos que no tendrá PASO, mientras que Río Negro las tendría por primera vez.

María Eugenia Vidal, por su parte, coqueteó en las últimas semanas con desdoblar los comicios en la provincia de Buenos Aires –a contramano de Horacio Rodríguez Larreta, que planea unificar por primera vez–, pero es probable que se acople a la fecha estipulada para las PASO nacionales, el 11 de agosto, y las generales del 27 de octubre.

En la misma disyuntiva están las oficialistas Jujuy y Mendoza, además de Chaco, que ya manifestó sus intenciones de desdoblar aunque aún sin convocatoria firme a las urnas, mientras que Salta y Formosa por ahora se adaptarán al esquema nacional.

De esta manera, el cronograma lo abrirá La Pampa, con las PASO que no tendrán entre los contrincantes al gobernador Carlos Verna y que pondrán la mirada en la definición del postulante de Cambiemos entre el macrista Carlos MacAllister y la opción radical, que hasta hace quince días era el denunciado Juan Carlos Marino y que ahora sería Daniel Kroneberger.
En el caso de que haya ballottage, el calendario se cerrará el 24 de noviembre, apenas quince días antes de la jura del presidente electo.

La apuesta oficialista

La estrategia número uno del oficialismo es garantizar la reelección del presidente Mauricio Macri pero, al mismo tiempo, poder sumar más distritos a los cinco que ya posee. En función de esa doble meta, el Ministerio del Interior, en conjunto con las provincias, está trabajando para ordenar las fechas y, en lo posible, alejar de octubre aquellos comicios que puedan resultar adversos.
La otra maniobra apuntará a concatenar algunos triunfos a principio de año para reforzar la imagen de Cambiemos y llegar a fin de año con chances para la reelección. Además de las victorias que pretende conseguir en Ciudad y provincia de Buenos Aires y en Jujuy, el oficialismo tiene expectativa por ganar en Mendoza, pese a que Alfredo Cornejo no tiene reelección, y en otras provincias como Entre Ríos, Neuquén, La Pampa, Santa Cruz y Córdoba.
En este último distrito el gobernador Juan Schiaretti dio la sorpresa con una convocatoria para elecciones generales el 12 de mayo. Sin PASO, Cambiemos deberá apurar la definición de su candidato. Precisamente el próximo martes, el intendente de la capital, Ramón Mestre, lanzará su postulación a la gobernación, mientras que Mario Negri apostará el lunes a un Facebook Live para transmitir un mensaje similar, con un importante gasto de publicidad para posicionar su imagen. Por el PRO, competirá Héctor Baldassi y se podría sumar a la interna Luis Juez para definir al candidato que buscará derrotar al oficialista Unión por Córdoba.