Los obispos visitan a Francisco por Angelelli y los mártires riojanos

El primero de los tres grupos de obispos que llegó a Roma para la visita “ad limina” en el Vaticano inició ayer las actividades con una misa “de acción de gracias” por la beatificación que se hizo anteayer en La Rioja “de monseñor Enrique Angelelli y los mártires riojanos”.

Casi 30 obispos participaron este domingo de la misa que celebró en la Iglesia Argentina de la capital italiana el arzobispo de la ciudad bonaerense de Bahía Blanca, monseñor fray Carlos Azpiroz Costa, en la que mostraron su gratitud por la ceremonia que anteayer se celebró en esa provincia.

“Que el Beato Enrique nos ayude a seguir andando nomás con un oído en la palabra y el otro en el pueblo”, pidió Azpiroz Costa en su homilía, en referencia a Angelelli.

La misa marca el inicio de una semana de actividades que incluirá, el jueves a las 10 de Roma (5 de Argentina), un encuentro de dos horas de los obispos con el Papa Francisco, en el que le llevarán su diagnóstico de la situación social y pastoral del país.

Entre los presentes estuvieron el obispo de Chascomús, Carlos Malfa; el arzobispo de La Plata, Víctor Manuel Fernández, y su auxiliar, Alberto Bochatey.

También los arzobispos Andrés Stanovnik, de Corrientes; Juan Puiggari, de Paraná; Eduardo Martín, de Rosario; Sergio Fenoy, de Santa Fe, y Ramón Dus, de Resistencia.

Establecida en el Código de Derecho Canónico, la visita denominada “ad limina apostolorum”, expresión latina que significa “los umbrales (de las basílicas) de los apóstoles (Pedro y Pablo), es realizada por todos los obispos del mundo cada cinco años para dar cuenta del estado de sus diócesis.

“Que el Beato Fray Carlos de Dios nos ayude a reconocer que podrían callar nuestra voz (y podríamos callarnos nosotros), pero nunca podrán callar la voz del Evangelio”, agregó el titular de la arquidiócesis bonaerense, en referencia al torturado y asesinado Carlos de Dios Murias, franciscano conventual.

“Que el Beato Gabriel José nos ayude a no dejar a nadie solo y decir siempre voy con vos. Que el Beato Wenceslao nos ayude siempre, en toda ocasión a no odiar”, agregó Azpiroz en relación a Gabriel Longueville, sacerdote fidei donum, y Wenceslao Pedernera, catequista, ambos también torturados y asesinados por sicarios de la dictadura cívico militar.

Desde esta mañana, los 33 pastores de las regiones noreste argentino (NEA), platense y litoral realizarán su visita ad limina, que en el primer día incluirá reuniones con la Congregación para la Causa de los Santos y el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, entre otras oficinas de la Curia romana.

Desde el 5 al 11 de mayo lo harán los prelados de la región Buenos Aires, entre ellos el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), monseñor Oscar Ojea. Esos 29 pastores verán a Jorge Bergoglio el viernes 10 de mayo, también a las 10.

Finalmente, del 12 al 18 de mayo estarán en Roma los 44 obispos de las regiones Patagonia, centro, Cuyo y noroeste argentino (NOA), que tendrán su “cara a cara” con el Papa el viernes 17 a las 10.

Este domingo, el propio Francisco recordó durante su oración del Regina Coeli a los nuevos beatos y pidió “que su ejemplo apoye a los que trabajan por una sociedad más justa y solidaria”.