Para Giardinelli, el gobierno podría fraguar “enfrentamientos violentos con muertos y heridos” antes de las elecciones

El periodista y escritor Mempo Giardinelli consideró la posibilidad de que el Gobierno nacional provoque “represiones” y “enfrentamientos violentos con muertos y heridos” para “quebrar la paz” antes de las próximas elecciones.

“Son psicópatas, son malos en serio, y no tendrán el menor recato en apelar a la violencia. Saben hacerlo, y para eso, es obvio, han rearmado fuerzas de choque como la Gendarmería y las policías bravas animalizadas por el gatillo fácil autorizado, sustituyendo cínicamente a las Fuerzas Armadas, hoy en segundo plano”, agregó el intelectual.

Durante una columna de opinión que publicó en el diario Página 12, Giardinelli recomendó “que la sociedad democrática se mantenga alerta, por lo menos desde esta semana y hasta los comicios presidenciales de octubre”.

De acuerdo con su visión, el oficialismo sufre de “una peligrosa desesperación” por “la casi segura derrota electoral” y no descartó que haya fraude en el proceso.

“Al menos a esta columna no le parece excesivo considerar que, por caso, provoquen represiones y accidentes , fragüen enfrentamientos violentos con muertos y heridos, autoasalten locales del PRO, saqueen supermercados y varios etc”, señaló.

El periodista, vinculado desde hace tiempo con el kirchnerismo, resaltó que “la calenturienta provocación de trolls y gorilas sueltos, por un lado, y la siempre oblicua acción de los servicios , que ya se ha visto que son capaces de cualquier cosa, pueden quebrar la paz en minutos”.

En el texto, titulado “Guarda que son capaces de todo”, Giardinelli opinó que detrás de este Gobierno “está la misma gente, con la misma ideología, que estuvo detrás de los militares en cada golpe de Estado desde 1930 a la fecha”.

En este sentido, el autor de la columna remarca que estas personas “jamás vacilaron a la hora de matar opositores” y “secuestraron, torturaron, bombardearon plazas, reprimieron, desaparecieron personas y se apropiaron de sus hijos”.

“¿Qué reparos pueden tener ahora que además están cebados, henchidos de odio y racismo, y hasta orgullosos de haber abusado de la pobre inocencia de un tercio de la población para que hoy sean pobres de derecha?”, advirtió.