Peronistas históricos criticaron duramente a Puy Soria, mientras que Quintela no puede llevar colectoras

Un grupo de dirigentes históricos del Partido Justicialista se reunieron en la noche del miércoles en la Casa de Todos con un solo objetivo: criticar duramente al secretario de Relaciones Institucionales, Ariel Puy Soria.

El peronismo histórico cargó contra Puy Soria por haber desplazado a la diputada provincial Teresita Madera como la única candidata a intendenta del sector liderado por el gobernador Sergio Casas.

Puy Soria -con la autorización de Casas- reincorporó al vicegobernador Néstor Bosetti al neoquintelismo (ex casismo) para que también sea candidato a intendente.

Eso desencadenó la amenaza de Madera para bajarse de su candidatura a jefa comunal cuando ya lo había hecho por la gobernación.

Mientras tanto, el gobierno analiza seriamente qué hacer con el decreto del presidente Mauricio Macri que prohíbe a las colectoras en las boletas nacionales. Ya hizo también una presentación en la justicia federal.

Es el caso de la boleta de Alberto Fernández como presidente y Sergio Casas como candidato a diputado nacional.

A esa dupla debería sumarse las candidaturas de Ricardo Quintela y Florencia López, pero no pueden llevar colectoras, especialmente en el departamento Capital.

Por lo cual, el neoquintelismo (ex casismo) puso en la mesa la alternativa que Quintela salga con un partido provincial (podría el bosettista Acción Riojana) para que pueda llevar gameleros (colectoras).

Los Fernández suman pero no lo suficiente para ayudar a Quintela. Por lo cual, el gobierno no descarta ningún plan alternativo hasta el sábado, día de la presentación de los candidatos.

Tampoco el radical Julio Martínez puede llevar colectoras.