El último mes de Casas con pedido de renuncias, mientras Quintela sin obligación con Capital para el armado del gabinete

Sergio Casas camina el último mes al frente de la Casa de Gobierno con pedido de renuncias de funcionarios provinciales, a raíz de la mala elección en el departamento Capital.

La campaña de la selfie y los mensajes en twitter dejaron en evidencia que la sociedad capitalina reclama un Estado presente en acciones concretas. Y así las urnas lo hicieron saber al corazón del poder del peronismo.

El secretario de Relaciones Institucionales, Ariel Puy Soria, en su calidad de armador político del casismo, consideró que “hubo funcionarios que trabajaron en contra del proyecto político provincial, y los puedo enumerar, y eso no se hace”.

Puy Soria habló por Realidad Social de Chilecito para criticar a sus propios compañeros de trabajo de la Casa de las Tejas: “El dirigente que tiene responsabilidades institucionales y que trabaja en contra de los intereses del propio espacio al que está representando, tienen que renunciar, y renunciar ya”, agregó.

Lo hizo cuando el escrutinio definitivo ratificó que el justicialismo perdió en todos los estamentos en la Capital, principal departamento de la provincia.

Puy Soria también dijo que “todos sabemos quiénes han trabajado en contra y viven de un cargo público, y están en una estructura de gobierno, tienen que renunciar si tienen dignidad, sino van a ser renunciado el 10 de diciembre”.

El resultado de la Capital dejó al gobernador electo Ricardo Quintela sin presión política para el armado del nuevo gabinete provincial.

Quintela es mandatario provincial, a partir del 10 de diciembre, por los votos del interior provincial, mediante el trabajo territorial de los jefes comunales y legisladores provinciales.

Sin embargo, en el interior también hubo doble juego con el diputado nacional Luis Beder Herrera.

En base al escrutinio definitivo, el gobernador electo puede echar mano a sus dirigentes leales (los cuales fueron excluidos en los últimos cuatro años del casismo y sin listas colectoras por pedido de la Casa de las Tejas) para ocupar lugares estratégicos en sociedad con los principales referentes del interior.

De esa forma, los hombres y mujeres del casismo, que vienen desde la administración de Ángel Maza pasando por Beder Herrera, pueden ser que no estén en la nueva conformación del equipo de trabajo quintelista.