Lección de Optimismo, para entender lo que pasa

Publicado por

“Somos riojanos, tenemos una pizca de su sangre, todos somos parte de lo mismo. Y si con toda esta historia no nos alcanza, leamos todos los días, como yo lo hago, la Lección de Optimismo de Joaquín Víctor González. Seamos un ejército invisible e invencible”.

“Los invito que tengamos fe y esperanza, unión verdadera, que escuchemos cada día la Lección de Optimismo de Joaquín Víctor González. Hoy tenemos que estar más unidos que nunca sin banderías, sin sectarismo, con la fuerza que nos da la historia, unidos bajo la bandera de la patria, la bandera de La Rioja”

Lección de Optimismo es un fragmento de un discurso de Joaquín Víctor González, creador de la Universidad Nacional de La Plata, que expuso en 1918 y en una de sus partes señala: “los únicos derrotados en este mundo son los que no creen nada, los que no conciben un ideal, los que no ven más camino que el de su casa o negocio, y se desesperan y reniegan de sí mismos, de su patria y de su Dios, si lo tienen, cada vez que le sale mal algún cálculo financiero o político de la matemática del egoísmo”.

lec

El 10 de mayo, Día de Sanagasta, Sergio Casas leyó un texto que lo acompaña cada día, según había informado el gobierno provincial: “De rodillas ante Dios y de pie ante el mundo, un verdadero guerrero estudia cada derrota para convertirla en victoria la próxima vez, porque el mejor guerrero no es el que triunfa siempre sino el que vuelve sin miedo a la batalla. Dios siempre está y hace que triunfe el bien, el hombre con fe y esperanza”.

Entre las montañas sanagasteñas agregó: “los riojanos sabemos de la fe y la esperanza, no queremos sufrir más” y procedió a expresar la Lección de Optimismo de Joaquín Víctor González.

A casi un mes de aquel acto se desencadenaron una serie de hechos políticos inéditos en la política riojana. El gobernador le hablaba a alguien, habrá leído las encuestas sobre su figura y de todos aquellos que lo acompañan, como así también habrá observador el horizonte electoral, que no es el mejor, para tomar el protagonismo que lo respaldan las urnas.

Lecc

“Y después el enemigo no puede renovar su gente, por la fuerza o por el interés, que no resisten mucho tiempo; y entonces, o se queda solo, o se pasa al amor, y es mi conquista, y se rinde con armas y bagajes a mi ejército invisible e invencible”.

Para entender lo que pasa (a buen entendedor pocas palabras).