La contracara de dos modelos políticos en un 17 de octubre

Publicado por

Cuando sean las 19.30 del miércoles los altoparlantes serán transmisores de mensajes políticos por el Día de la Lealtad. Se diferenciarán por el estilo de las convocatorias, ya que uno se dará en un sindicato y otro en un teatro. Los dos tratarán de recordar el día más caro para el peronismo. Sin embargo, no serán lo mismo.

Alberto Paredes Urquiza sintetizó este martes el estilo de hacer política: un peronista macrista. Por encima de la relación institucional con el gobierno nacional, el intendente mantiene como consigna el silencio frente a las desmedidas macristas. Hace una copia del senador por Cambiemos, Julio Martínez.

El jefe comunal se mostró con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, constructor del justicialismo-PRO: se trata de dirigentes que levantan las banderas de Perón y Evita, y aplauden al presidente Mauricio Macri.

“Reconstruyamos la justicia social” es el slogan del encuentro paredista, adonde confluyen ex bederistas, ex casistas y ex mazistas. La frase es llamativa para el momento que afronta la Argentina, en la que La Rioja no ha quedado exenta del destructivo modelo económico que ha dejado a decenas de personas sin sus fuentes laborales y a otras en la pobreza e indigencia.

img-20181016-wa0148

En la otra vereda aparece el gobernador Sergio Casas que tendrá su primer convite en La Capital como presidente del Consejo Provincial del PJ en el Día de la Lealtad.

El sauceño llegará a la sede del gremio de Luz y Fuerza invitado por un grupo de sindicalistas para que se pronuncie por el 17 de octubre y la situación provincial, como así también nacional.

Con buen diálogo con un sector de la administración macrista, Casas resaltará las diferencias de los modelos que gobiernan: uno de la exclusión y el otro de la inclusión con la participación activa del Estado.

En una Rioja que apoyó masivamente en las urnas a Macri y hoy sufre por la inflación, la recesión y los despidos, el Día de la Lealtad tendrá un fuerte toque peronista, pero fundamentalmente el contraste de los modelos de hacer política.

Fiel a su estilo, Paredes Urquiza -como Macri- estará en el atrio del teatro para hablar de un proyecto de gobierno desde el año que viene para adelante y Casas lo hará rodeado en un gremio de intendentes, diputados y dirigentes de peso provincial frente a la posibilidad -según el casismo- de ser candidato el año que viene.

No habrá grandes movilizaciones, pero si dos peronistas hablarán casi en idiomas distintos. El intendente solo mirará los males de la Casa de las Tejas sin hacer referencia al espiral inflacionario, y el gobernador apuntará que sin la fuerte presencia del Estado, La Rioja -como el resto del país- es inviable para un vasto sector de la sociedad.