Cambiemos y el PJ no casista al borde de la ruptura electoral

Ni Julio Martínez y menos Alberto Paredes Urquiza quieren bajarse de sus precandidaturas, aunque el intendente en privado tiene claro su panorama: preservar lo que se cuenta en la Capital. Quizás el senador también debido que su mandato se extiende hasta el 2023 en el Congreso de la Nación.

Sobrevuela un clima de traiciones en la alianza Cambiemos con el PJ disidente, ya que nadie garantiza que uno u otro trabajará contra el gobernador Sergio Casas, que logró la incorporación de la enmienda constitucional.

En los acuerdo políticos un pensamiento son de las primeras lineas y totalmente distinto de los verdaderos gameleros que buscan los votos. El radicalismo histórico no está convencido para trabajar por un peronista, en este caso Paredes Urquiza, y viceversa por un hombre del partido centenario.

Paredes Urquiza ve más allá del 2019, ya que si logra la reelección como intendente podrá posicionarse como la verdadera oposición, en caso que fracase el proyecto de Martinez como gobernador con el aval del radicalismo nacional. En otras palabras, Paredes Urquiza sería el verdadero candidato a gobernador opositor en el 2023.

El senador oriundo de Chilecito cuenta con el guiño del jefe de Gabinete, Marcos Peña, y de los socios de Macri: la UCR nacional. Sin embargo, es la última oportunidad que tiene para arrebatarle al histórico peronismo en La Rioja, que gobierna desde 1983.

Las últimas declaraciones del intendente en el diario La Nación golpearon fuerte a la alianza opositora. En la oportunidad, el intendente de La Rioja sugirió que el senador nacional del radicalismo, su virtual rival en una interna provincial de la coalición oficialista, debería dar un paso al costado y cederle la candidatura.

De todos modos, advirtió en esa entrevista que la única manera de ganarle a Casas es con la oposición unida. “Creo que la interna fue (en la consulta popular). Martínez compitió en su departamento (Chilecito) y yo en el mío. Nosotros nos hacíamos cargo de la capital y ellos, del interior. Acá (en la capital) el no ganó 51 a 48. Y en el interior perdimos estrepitosamente”, dijo el jefe comunal capitalino con lazos con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

Al ser consultado si el resultado del plebiscito entonces cree que lo posiciona como candidato único de la oposición, Paredes Urquiza respondió: “Es una posición interesada la mía, obviamente, pero no puede dejar de ser una lectura. En la provincia hay un fuerte rechazo al gobierno nacional. Tenemos que presentar una figura distinta a la que ya se presentó y perdió varias elecciones y competir con una figura nueva. Pero tenemos que ir todos juntos”.