“La declaración de Milani fue indignante”, señaló la hermana del desaparecido Alberto Ledo

Publicado por

Graciela Ledo, hermana del desaparecido soldado Alberto Ledo, calificó este sábado como “indignantes” las declaraciones del ex jefe del Ejército César Milani en el juicio por el secuestro y las torturas contra Pedro y Ramón Olivera, y deploró que un juez le haya pedido a su madre que abandonara la sala tras repudiar al exmilitar.

“La declaración de Milani fue indignante y más cuando leyó la carta que le envió Hebe de Bonafini (presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo) en la cual lo felicitaba. Ahí mi mamá no aguantó más y le gritó traidora”, relató Ledo en declaraciones a Radio Mitre.

Marcela Brizuela de Ledo, la madre del soldado riojano desaparecido en 1976 cuando se encontraba a las órdenes de Milani -entonces subteniente- en Tucumán, presenció la declaración de Milani con un pañuelo blanco sobre su cabeza, en el proceso oral que se sigue en La Rioja por el caso Olivera, y ambas debieron retirarse por orden de los jueces del Tribunal Oral Federal de esa provincia, según publicó Télam.

“Fue la primera vez en un juicio de lesa humanidad que la madre de un desaparecido debe abandonar la sala por órdenes de un juez. Mi madre nunca quiso hablar contra Hebe, a pesar que ella se sacó fotos con Milani en la revista de la Asociación. Pero ayer no aguantó y le dijo “traidora”, igual que yo. Y nos tuvimos que ir”, repasó Graciela Ledo.

La hermana de Ledo contó que durante años, su madre hizo ronda junto con otra mujer pidiendo por la aparición de su hijo, y que la actitud de Bonafini para con el general que condujo el Ejército durante el gobierno de Cristina Kirchner le provocó “una gran decepción”.

En septiembre, Milani deberá comparecer en un juicio que se hará en Tucumán por la desaparición de Ledo, donde el general retirado está acusado de haber modificado un sumario para fraguar el secuestro de su subordinado como una deserción, informó Télam.

“Creemos que él hizo el acta y no podía desconocer que a mi hermano lo secuestraron. Era su asistente cuando el Ejército estaba en la provincia combatiendo a la guerrilla. Hay testimonios de otros soldados que acreditan que Alberto estaba bajo sus órdenes”, subrayó Graciela Ledo.