Politica

En la Ciudad, Rodríguez Larreta plantea una campaña con contenido nacional, junto a Macri, Vidal, Carrió y Lousteau

Con las PASO del 11 de agosto como primera meta, la campaña del frente Juntos por el Cambio que encaró el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, incluirá en las próximas semanas actividades junto al presidente Mauricio Macri, la gobernadora María Eugenia Vidal, la diputada Elisa Carrió y los candidatos nacionales del distrito, entre ellos, su ex rival Martín Lousteau.

“Vamos a nacionalizar a partir de la agenda local”, señaló a NA un integrante de la mesa chica del oficialismo porteño, que también afirmó que la campaña no va a desconocer “la situación difícil que se vive” en el país, aunque el “eje se pondrá en que las decisiones que se tomaron (en la Casa Rosada) fueron pensando en el futuro”.

En esa línea se mantendrá el discurso del jefe de Gobierno que busca su reelección este año, con el objetivo de máxima de convertirse en el primer mandatario local en ganar en primera vuelta, algo para lo que necesita sacar el 50 por ciento de los votos.

“Reconocemos que hay dificultades, pero sabemos que el Presidente ha tomado las decisiones estructurales necesarias para que la Argentina no vuelva atrás. Esas decisiones estructurales van a mejorarle la vida a los argentinos”, sostuvo un referente de Juntos por el Cambio.

En lo que queda hasta las PASO, instancia que marcará el sentir electoral de los porteños de cara a octubre, Rodríguez Larreta volverá a mostrarse junto a Macri y Vidal, las cabezas de las tres administraciones que el PRO espera retener este año.

En tanto, también estará en actividades junto a la líder de la Coalición Cívica, quien tiene previsto aportar a la construcción de la Ciudad, pese a que este año no es candidata a nada.

El jefe de Gobierno porteño tendrá para mostrar, además, nuevas fotografías con su ex contrincante y ahora candidato a senador nacional Martín Lousteau, con quien ya se dejó ver la semana pasada apenas cerradas las listas.

“Será una tarea del día a día ir construyendo confianza” con el ex ministro de Economía, aseguran en el oficialismo, luego de que en 2015 y 2017 Lousteau compitiera con otros espacios y este año no fuera sencillo el acuerdo.

Pese al acercamiento, las recorridas con el ex embajador en Estados Unidos no serán la regla, ya que Rodríguez Larreta se mostrará más a menudo con el resto de los postulantes nacionales de Juntos por el Cambio, como el legislador de la CC Maximiliano Ferraro, que encabeza la lista de diputados, y su ministra de Desarrollo Social, Guadalupe Tagliaferri, segunda en el dúo del Senado.

Si la suma fuera lineal y los votos que sacaron Rodríguez Larreta y de Lousteau en los últimos turnos electorales, no habría necesidad de segunda vuelta.

Sin embargo, en el oficialismo son conscientes de que las razones de un voto son múltiples y que una ecuación simplista no podría plasmar el humor local, aunque son optimistas.

De acuerdo a los números que manejan en el Gobierno porteño, Rodríguez Larreta tiene una intención de voto de entre el 40 y 45 por ciento, sin contar lo que podría arrastrar Lousteau.

Se entusiasman también con la imagen positiva de la gestión local, que estiman que ronda el 60 por ciento.

En las últimas horas se conoció que el frente Juntos por el Cambio acordó que en esta elección no utilizará aportes de empresas y que solo aceptará dinero de personas físicas para la campaña.

Detrás de la decisión existe un acuerdo entre Rodríguez Larreta y el sector que encabeza Carrió, que en ningún momento estuvo de acuerdo en avanzar con esa ley, impulsada por el oficialismo nacional en el Congreso.