Preocupación en el gobierno por el impacto de la guerra comercial entre China y Estados Unidos

El presidente Mauricio Macri analizó hoy con cierta “preocupación” junto al gabinete nacional el “impacto” de la devaluación del yuan en el mercado, pero considera que la economía de la Argentina es “sólida” y podrá mantener el tipo de cambio con la moneda estadounidense.

A seis días de las Primarias Abiertas y Obligatorias, el Gobierno asegura que podrá “mantener un tipo de cambio competitivo” ante los vaivenes “exógenos”, en medio de la “guerra comercial” entre China y Estados Unidos.

Así lo señaló el vicejefe de gabinete, Andrés Ibarra, junto al ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, quienes oficiaron de voceros del encuentro encabezado por Macri en Casa de Gobierno.

El protagonismo de la reunión giró en torno al informe que brindó el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, quien dio precisiones sobre la situación internacional entre China y Estados Unidos y los impactos de los mercados, haciendo un “seguimiento atento a esta problemática”, que tiene que ver con “la guerra comercial” entre las dos principales potencias.

“La ventaja de la Argentina es que estamos ante un programa financiero y fiscal sólidos para soportar estas situaciones exógenas”, sostuvo el funcionario.

Además, remarcó que este es un “tema que preocupa de la economía mundial, donde Argentina y otros países forman parte de la oleada de esta guerra arancelaria que tiene su impacto”, indicó Ibarra.

Además, sostuvo que “lo más importante es que en Argentina en el último año y medio hemos hecho un esfuerzo junto a los argentinos para tener una economía fiscal solida con superávit comercial”, lo que “nos posiciona de una manera para enfrentar situaciones de este tipo”.

“Hemos diversificado enormemente el comercio exterior, abriendo nuevos mercados, y eso da la posibilidad de generar superávit comercial”, destacó.