El ex secretario electoral federal es el apoderado de la alianza bederista Todos por La Rioja

El ex secretario electoral federal Alberto Bruno es uno de los apoderados de la alianza Todos por La Rioja que llevará al diputado nacional Luis Beder Herrera como candidato a gobernador.

Así se conoció en la resolución judicial publicada en el Boletín Oficial, donde Bruno es apoderado junto a Soledad Giacomelli, una dirigente allegada al ex intendente de Arauco Nicolás Martínez.

La jueza electoral de la provincia, Sara Granillo de Gómez, ordenó la publicación de la resolución recaída en el Expte. N° 313 – Letra “A” – Año 2019, caratulados: “Alianza Todos por La Rioja s/Reconocimiento de Personería”, correspondiente a la provincia de La Rioja.

Esa alianza será el sello partidario de Beder Herrera como candidato a gobernador en La Rioja.

Según la resolución del 16 de agosto, la justicia electoral reconoce e inscribió la personería jurídico política de la alianza Todos por La Rioja que integran los partidos Demócrata Cristiano, Lealtad y Dignidad, Acción Riojana y 4 de Agosto para participar en los estamentos Gobernador y Vicegobernador, Diputados Provinciales, Intendente y Viceintendente Municipal y Concejales en las elecciones convocadas para el 27 de octubre de 2019.

La base de acción política de la alianza es la “promover políticas económicas de activación de empleo, mediante la creación de oportunidad de trabajo en la esfera local, a partir de la incentivación del mundo productivo base del progreso modelo referencial de una comunidad en permanente crecimiento” y “bregar por los sectores sociales e estado de marginalidad, procurando elevar su estándar de vida, mediante la elaboración de programas destinados a satisfacer sus necesidades primarias, logrando valorización desde su individualidad a lo colectivo”.

Según la declaración de principios, la alianza Todos por La Rioja “es partido político que nuclea personas y sectores unidos por un objetivo que le son comunes y que constituyen banderas del pensamiento nacional y del interés provincial, que nace la necesidad de ocupar un espacio en la sociedad que requiere entre otras exceptivas, opciones diferentes a las ya establecidas, con vicios y estatismos, que se dejan ver en la actividad política de las distintas manifestaciones de los partidos existentes, favoritismos y clientelismo”.

Finalmente asegura que “son principios de obligatoriedad para todos los integrantes de esta agrupación política la defensa del orden institucional, proponiendo nuevos modelos, que nacen de la demanda social, tendiente al logro de un progreso dentro de una nueva concesión de la globalización de las cuestiones sociales”.