CFK no se saca selfie y le va bien; lo importante es la gente y no los dirigentes

La senadora nacional y candidata a vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner dio este sábado una clase de política a los políticos que creen que los dirigentes son más importantes que la gente.

En La Rioja, la vieja política todavía sobrevuela y se maneja en ese marco que una foto es más relevante que el voto popular.

Ya pasó en las últimas elecciones en la provincia, que tener todos los jefes comunales, todos los diputados, todos los dirigentes, todos los recursos del Estado, no significan nada cuando la sociedad da su veredicto por las urnas.

Cristina Fernández de Kirchner, ex presidenta, es el claro ejempo que se puede tener toda la dirigencia en contra y ser quien tiene más poder en la Argentina.

Hasta hace pocos, la mayoría de los gobernadores, jefes comunales, legisladores y dirigentes hablaban mal de ella, ya que creían que así levantaban unos puntos. En La Rioja hoy los declarados kirchneristas no querían saber nada con ella.

Pero la senadora puso blanco sobre negro sobre las selfie con los dirigentes y reflejar el pensamiento de la gente en las acciones. La mujer del desaparecido Néstor Kirchner reúne multitudes ayer y hoy.

Aquí no se habla de votarla o no sino de leer la realidad social: se puede tener todos los dirigentes, pero no ser considerado por la gente.