Desestiman recurso de José Yoma por reclamo de indemnización por exiliarse en la dictadura

La Corte Suprema de Justicia desestimó un recurso de queja interpuesto por el abogado José Yoma, hermano del embajador argentino en Perú, en una causa contra el Estado nacional por daños y perjuicios.

Según la causa federal, Yoma promovió demanda contra el Estado Nacional con el objeto de obtener la reparación de los daños y perjuicios sufridos por haber sido forzado a dejar el país desde el 17 de octubre de 1975 hasta el 10 de diciembre de 1983, como consecuencia del exilio forzoso sufrido por su esposa –arbitrariamente detenida- e hijo –nacido en cautiverio- quienes se radicaron en la República de Venezuela.

En ese marco, argumentó que se vio obligado a abandonar su trabajo como empleado administrativo en la Universidad Nacional de Córdoba, el cursado de la carrera de abogacía y a permanecer en el extranjero durante los años 1975 a 1983, período durante el cual nacieron otros dos hijos del matrimonio.

Según el fallo, invocó al efecto la imprescriptibilidad de la acción civil emergente de delitos de lesa humanidad. En ese marco, solicitó que la indemnización procurada fuera equiparada a la establecida por la ley 24.043   –reconocida a aquellas personas que hubieran sido puestas a disposición del Poder Ejecutivo Nacional, por decisión de este, o que siendo civiles hubiesen sufrido detención en virtud de actos emanados de autoridades militares, o sus causahabientes-, con más intereses (fs. 28/36 de los autos principales).

De acuerdo al expediente, el Estado Nacional interpuso la excepción de prescripción como de previo y especial pronunciamiento, con fundamento en que la pretensión deducida en la causa tiene su base jurídica en la responsabilidad extracontractual del Estado por actos ilícitos, por lo que se encontraría sujeta al término bienal que establece el art. 4037 del Código Civil (fs. 52/58 vta. de los autos principales).