Piden a Kulfas aplicar medidas que posibiliten el desarrollo en La Rioja

El gobernador de La Rioja, Ricardo Quintela, expresó hoy al ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas, la necesidad de aplicar medidas que permitan el desarrollo de nuestra economía como una compensación en los costos de la energía eléctrica, la instrumentación de algún programa como el REPRO o en lo que tenga que ver en el corto plazo, con los costos de logística de la energía.

Durante el encuentro, al que calificó como “muy interesante”, el mandatario riojano planteó la preocupación por la caída de la actividad industrial, la pérdida de empleos y el cierre de plantas industriales en La Rioja.

Específicamente se hizo referencia al Decreto 814/2001 de Contribuciones Patronales y sobre las actividades turísticas, industriales y energéticas, entre otras, en la provincia con miras a los próximos años para el desarrollo de divisas y de oportunidades laborales. En lo que respecta a las cargas patronales, se planteó la posibilidad de retrotraer los porcentajes, alícuotas y los beneficios de las contribuciones a la seguridad social contempladas en el Decreto 814 de 2001.

Muy interesante

El gobernador, Ricardo Quintela, calificó la reunión como “muy interesante” y destacó del ministro Kulfas que “es un hombre muy cordial, que conoce a La Rioja porque él hizo un estudio en la provincia en el que desarrolló cinco líneas de crecimiento y desarrollo por medio de las que se puede fomentar no solamente las divisas sino también oportunidades laborales”.

Respecto de lo conversado con el funcionario nacional, dijo que hablaron sobre el Decreto 814/2001 de Contribuciones Patronales “lo que significa la ejecución para la condonación de las deudas para las empresas. Es un decreto que fue judicializado por la AFIP y a provincias como San Juan y San Luis les fue favorable y a nosotros no. Después hubo una ley que corrigió ese desorden fiscal y hoy tenemos la posibilidad de que se pueda condonar”.

En otro orden, el gobernador indicó que “se le pidió la colaboración puesto que él está a cargo de uno de los Ministerios que tiene mayor amplitud, dado que se vincula con la provincia a través del turismo, del tema industrial, energético, entre otros”.

Sobre esto, el ministro de Trabajo, Empleo e Industria, Federico Bazán, indicó que tal como lo planteó Quintela en su campaña, dialogaron sobre la gran preocupación que existe dada la caída de la actividad, la pérdida de empleo y el cierre de plantas industriales y que se “ahondó” en la provincia.

Puntualizó que se enfocaron en tres cuestiones. La primera de ella vinculada con las cargas patronales “un tema que fue muy conversado con las distintas industrias que tiene que ver con la posibilidad de retrotraer los porcentajes, alícuotas y los beneficios de las contribuciones a la seguridad social contempladas en el Decreto 814 de 2001. Esperamos tener novedades ya que hoy (miércoles) el Gobierno nacional presentará una ley en el Congreso de la Nación”.

Asimismo, Bazán informó que también el gobernador riojano planteó la necesidad puntual de los casos de La Rioja y Catamarca donde la deslocalización de las empresas es aún mayor “y tenemos que trabajar en el desarrollo de nuestra economía con una compensación respecto de la energía eléctrica, la aplicación de algún programa como el REPRO o en lo que tenga que ver en el corto plazo, con los costos de logística”.

Bonos fiscales

El ministro riojano precisó que el último planteo estuvo vinculado con la finalización del trámite de condonación de deuda por bonos fiscales, “el cual tiene una larga data de la aplicación de la ley vieja de promoción industrial pero que genera cierta incertidumbre en las empresas, tema que trabajaremos con el secretario de Industria”.

Por último señaló que a Matías Kulfas le plantearon también la imposibilidad de muchos riojanos de pagar la luz, “situación que como decíamos afecta a las industrias, las PYMES y el comercio. “Esperamos se haga una revisión completa de todo el cuadro tarifario y fundamentalmente que tengamos la posibilidad de generar contactos directos con CAMESA para ver qué puede hacerse respecto de los altos costos de financiación, lo que le está costando a las distribuidoras, sobre todo del interior del país”.