¿Qué pasaría si adelantan las elecciones en Capital y todo lo demás a octubre?

Publicado por

En la locura de la política riojana todo puede suceder y más aún cuando la puja es puramente peronista. El núcleo duro del casismo, la mesa chica del gobierno, esbozó este sábado la posibilidad que las elecciones a intendente de la Capital vayan por separado de los demás el año entrante.

Eso se escuchó decir cuando parte de la dirigencia que responde al gobernador Sergio Casas recorría algunos barrios por el Día de la Madre. “Es sólo una posibilidad”, afirmaron dirigentes con ingreso directo al despacho del primer mandatario, al aclarar que la decisión del adelantamiento o no es exclusiva de Casas.

¿Qué querrían decir los casistas? En otras palabras, hacer jugar al intendente Alberto Paredes Urquiza para que se decida si irá por la reelección o apuntará a la Casa de las Tejas.

La turbia relación entre la Provincia y la Capital parece no encontrar una salida, mientras el gobernador debe decidir si unificará los comicios con los nacionales, como así también qué reglas de juegos estarán en el 2019 (como las colectoras).

Todo parece indicar que nada cambiará y el sistema de colectoras estará más vigente que nunca con desdoblamiento o no.

Al tener la potestad constitucional, la Casa de Gobierno se puede transformar en el árbitro de la puja electoral capitalina y trasladar todo lo demás (el interior) a otra fecha.

De ocurrir produciría un tsunami político, ya que los partidos tendrán que activarse antes de la mitad de año.

 

 

Al igual que Paredes Urquiza, todos los jefes comunales del interior están al aguardo de cualquier pronunciamiento electoral, como el 50% de las bancas en la Legislatura. Tanto intendentes como diputados están atados a la suerte de Casas, actual presidente del Partido Justicialista.

Son todas las posibilidades que se manejan frente a la Plaza 25 de Mayo y que también se pusieron en la mesa de negociación con la Nación para que no se enteren por los medios o por sus representantes locales.

En Cambiemos aseguran que la senadora Inés Brizuela y Doria será candidata a intendenta con la idea de repetir el esquema nacional (con Julio Martínez a la Gobernación). Es decir, Mauricio Macri presidente y Eugenia Vidal gobernadora.

En el paredismo nada está claro, ya que Paredes Urquiza espera ser el hombre del macrismo por el financiamiento electoral. De no ser así tendrá que tratar de mantener lo que tiene, ya que Brizuela y Doria irá también por su sillón.

Según la senadora, Martínez es el candidato de Cambiemos y por eso, el distanciamiento que se da entre la Municipalidad y los radicales, ya que ambos tienen las mismas aspiraciones.

En Casa de Gobierno insisten que Casas irá por la reelección y habrá que esperar la reacción opositora, mientras que el ex gobernador Luis Beder Herrera se presentará con el partido Demócrata Cristiano.