Agro Inversiones: Piden detener a tres hombres por estafa y asociación ilícita

Publicado por

La Justicia catamarqueña de Andalgalá emitió una orden de detención para Nicolás Ahumada, Eduardo Simes y Héctor Sánchez, vinculados con la firma comercial Agro Inversiones Estrella S.A., acusados por asociación ilícita y estafa.

Según El Ancasti, los tres sujetos habrían estafado al menos a 10 personas de ese departamento del Oeste catamarqueño, causando un perjuicio millonario a través de supuestas operaciones de compra y venta de automotores.

Fuentes vinculadas con la investigación señalaron que el fiscal de la Segunda Circunscripción Judicial con asiento en Andalgalá, Alejandro Scidá, emitió un nuevo decreto de determinación del hecho mediante el cual agrava la situación de los tres sujetos al imputarlos por asociación ilícita en concurso real y estafa.

Se pudo conocer que la medida fue adoptada por la abrumadora cantidad de denuncias realizadas por los damnificados, especialmente en la ciudad de Andalgalá, porque habría una permanencia en el tiempo durante el cual se llevaron a cabo los ilícitos, bajo la figura societaria de una empresa de compraventa de automóviles.

Si bien no se pudo establecer con precisión la fecha en que comenzaron con este tipo de operaciones, las pesquisas habrían logrado determinar que en 2004 ya operaban y que en 2016 se habrían instalado en Andalgalá. También se conoció que hay aproximadamente diez denuncias en contra de los acusados, por la compra o venta de al menos seis automotores.

Con la nueva imputación, la justicia interviniente sugiere que  Ahumada, Simes y Sánchez  habrían formado parte de una asociación o banda para cometer ilícitos, bajo la apariencia ficticia -o trucha-, de una empresa dedicada a la compraventa de automotores, bajo la nominación comercial Agro Inversiones Estrella S.A.

Por ejemplo, una mujer habría firmado con uno de los sujetos un contrato a fines de 2016 mediante el cual la supuesta empresa se comprometía a entregar un auto Ford Focus 0km, a cambio de una serie de desembolsos de dinero.

Pero a través de engaños, entre fines de 2016 y principios de 2017 la mujer pagó en menos de medio año 405.000 pesos en efectivo, correspondientes a la totalidad del precio pactado por el rodado, pero el auto nunca le fue entregado.

La justicia emitió una serie de intimaciones a la empresa para que restituya el capital obtenido, pero nunca hicieron caso a lo solicitado.

Trascendió que Simes y Sánchez se habrían desempeñado como vendedores  y que Sánchez sería el jefe de la banda.

Antecedentes

La presunta sociedad anónima tendría domicilio en la calle Cochabamba al 1.700 de la ciudad de Rosario, en la provincia de Santa Fe, y su accionar delictivo se extendería por varias provincias del norte argentino, incluyendo La Rioja y Catamarca.

En etapas previas de la investigación, a cargo de la fiscal Marta Nieva, habrían sido acusados por incumplimiento de contrato y estafa.

Uno de los vendedores, Ahumada, habría estado vinculado con una reconocida firma comercial de La Rioja, dedicada a la compra venta de automóviles.

Por lo general las estafas fueron cometidas con la promesa de entregar autos de alta gama a precios menores de los ofrecidos por otros establecimientos comerciales. Las operaciones eran pautadas entre las partes y, según se informó, se llegaban a establecer pagos hasta en 72 cuotas, con la entrega de recibos firmados y con membrete de la empresa.

La mayoría de las víctimas abonó la totalidad de las cuotas pero los rodados no eran entregados.

Detención en La Rioja

En junio de 2016, El Independiente dio a conocer la aprehensión por estafa, de un hombre de apellido Ahumada, acusado de haber estafado a dos hermanas por la venta de una camioneta de alta gama que nunca fue entregada, por la suma de $500.000.

A partir de las denuncias realizadas por supuesta estafa por las damnificadas, personal de la Policía de La Rioja inició una investigación que lo llevó a la detención de Ahumada, quien sería el mismo sujeto sobre quien ahora pesa un pedido de captura en Catamarca.

Autoridades de la Policía de aquella provincia informaron que las hermanas habían adquirido un plan de una camioneta que Ahumada les vendió, en la ciudad de Aimogasta.

En aquel momento el estafador ya representaba a la empresa “Agroinversiones Estrella S.A.

Finalmente y siempre según el portal informativo, las damnificadas reclamaron la devolución del dinero a la firma que reconoció que el denunciado era su empleado, pero que nunca rindió cuentas sobre la venta de ese plan.