La campaña “Sergio sigue” se debate hasta en los casamientos

Publicado por

La política no solo se discute en el mundo de los diputados, intendentes, concejales y funcionarios. Ya trasciende esos espacios debido que se aproxima un año electoral en una provincia politizada hasta en las fiestas sociales.

El Gobierno de La Rioja lanzó la campaña “Sergio sigue” y desató innumerables especulaciones electorales fortalecidas por el último congreso del Partido Justicialista, que no terminó en la sede de la calle Perón sino que se extienden además en las degustaciones de vinos en Chilecito.

La semana pasada, la Perla del Oeste fue escenario del tradicional evento Evinor 2019, que reúne a especialistas que desgustan nuestra uva que gana adeptos en el mundo.

La clausura estuvo focalizada entre la entrega de premios, el reconocimientos a la producción vitivinícola, un espectáculo musical y también la política.

47191386_573850756386809_8880776853728526336_n

Organizado por CARPA, Evinor cerró otra edición con representantes políticos de los dos bandos más fuertes en la provincia: Cambiemos y Justicialismo.

Por el macrismo estuvo el senador nacional, el chileciteño Julio Martínez; y por el casismo participó el ministro de Producción, el hombre también de la Perla del Oeste, Fernando Rejal.

La música de fondo no pudo con el genio de los dos chileciteños que se intercambiaron opiniones sobre lo que se viene en la provincia: la pelea por la Gobernación.

Martínez se hizo campaña asimismo, mientras que Rejal lo impulsó al gobernador Sergio Casas, que según la oposición no puede presentarse, ya que lo impide la Constitución provincial. Sin embargo, Cambiemos no desconoce que un candidato es Casas y otro sería totalmente distinto en los cuartos oscuros.

Entre copas de vinos, la campaña “Sergio sigue” no estuvo ausente de la noche chileciteño.

Pero no todo quedó allí, ya que un casamiento el sábado por la noche ganó todas las mesas la campaña reeleccionista del peronismo, pero con el actor principal como invitado.

 

47323909_10218570213032383_650715411091816448_n

 

Casas llegó a la fiesta de boda de Magdalena Azcurra, actual titular de la Dirección General Legal Técnica y de Gestión Pública, y lo hizo acompañado por el secretario general de la Gobernación, Gastón Mercado Luna.

El padre de la funcionaria que depende de Mercado Luna es un reconocido abogado radical (Nicolás Azcurra) y por ello, el gobernador jugó casi toda la noche de visitante. No obstante, hubo gestos de los invitados con el mandatario que se despegó hace un tiempo del ex gobernador Luis Beder Herrera.

Las miradas de los comensales siempre estuvo en la mesa política de la noche del sábado y el domingo a la madrugada. Todo terminó a las 5 con Casas incluído.

Los Azcurra y los Mercado Luna son familias conocidas y emparentadas por su pasado político radical y la sola presencia de Casas le puso el toque al casamiento que llevó a discusiones con altura del artículo 120 de la Constitución sobre el mandato gubernamental.

Así cuando se termina el año, Casas pasó de ser un actor secundario (siempre relacionado con el bederismo) en la vida política riojana a la discusión en las fiestas sociales y eventos institucionales, ya que el 2019 está a la vuelta de la esquina.