Qué dice Ámbito Financiero sobre la enmienda riojana

El diario Ámbito Financiero tituló “Reelección de Casas se definirá en un plebiscito” y apuntó: “El actual gobernador podría convocar a una elección en febrero para validar lo que ayer votó la Legislatura pese a la resistencia de diversos sectores de la oposición provincial”.

 

Reelección de Casas se definirá en un plebiscito Ámbito Financiero Armas Cambiemos Gobernador Justicia PASO

La legislatura riojana finalmente aprobó la enmienda constitucional que, en caso de sortear una inminente consulta popular, habilitará al actual gobernador Sergio Casas a postularse para su reelección, en una pulseada que desde la oposición de Cambiemos analizan en judicializar.

Tras un intento fallido hace una semana, ayer en sesión extraordinaria se aprobó la modificación del artículo 120 de la Carta Magna riojana, con 27 votos del peronismo y aliados que permitieron alcanzar los dos tercios requeridos. Hubo ausencia del bloque Cambiemos.

La Constitución provincial impide más de dos períodos en el Ejecutivo, pero no distingue entre gobernador y vice. Y si bien Casas transita su primer periodo al frente de la Casa de Gobierno, en el anterior (2011-2015) fue vice de Luis Beder Herrera, el diputado nacional y su expadrino político, con quien hoy está enfrentado.

La obsesión del peronismo radica en que el actual mandatario es la espada más fuerte de cara a un 2019 donde Cambiemos tiene aspiraciones serias, con el radical Julio Martínez, exministro de Defensa de Mauricio Macri, con intenciones de repetir los resultados de 2017, cuando venció a Carlos Menem en los comicios que lo llevaron al Senado de la Nación. Y con el intendente de la capital, Alberto Paredes Urquiza, con ganas de dar el salto por dentro de la alianza macrista.

Para postular a Casas, primero el PJ intentó hacer valer una interpretación del texto constitucional. Para el oficialismo, el espíritu de la ley era impedir que una misma fórmula se alternara infinitamente en el poder. Pero la oposición no la aceptó y advirtió una escalada judicial.

Paradójicamente, para evitar esa judicialización el PJ lanzó el operativo enmienda, como adelantó este medio la semana pasada. Pero Cambiemos releyó los textos legales y estima que de todos modos podrá impugnar el plebiscito, en un entuerto que recuerda a 2017, con las idas y vueltas en tribunales por la candidatura de Menem.

Con los cambios que se introdujeron ayer, el artículo 120 de la Constitución dirá: “No hay sucesión recíproca entre gobernador y vicegobernador si no hay entrecruzamientos de mandato en las fórmulas por las que han sido electos. El gobernador o vicegobernador que haya sido electo por un solo periodo anterior puede ser elegido para el ejercicio en el otro cargo por dos mandatos consecutivos. Esta disposición se aplica al artículo 171 de la presente Constitución”.

Y llama a ratificarlo en una consulta popular que debe realizarse dentro de los 45 días posteriores a que lo promulgue el Ejecutivo. Es decir, el propio Casas. Sin embargo, más que dar aval, los riojanos pueden rechazar: si no se consigue el 35% de votos negativos sobre el total del padrón actualizado (no sobre la cantidad de votantes), la enmienda queda en pie. Y, en pleno verano, no habrá chances de la oposición de movilizar a las urnas ese caudal de voluntades. “Nosotros no tenemos que conseguir ni siquiera un voto positivo. Los que estén en contra de la enmienda tienen que conseguir el 35% del padrón de votos negativos”, dijeron a Ámbito Financiero. Y dejaron la pelota picando del lado de la oposición.

Así, en Cambiemos analizan en estas horas los pasos a seguir. “Nuestra Constitución, en el artículo 84 y en el 177, establece que este tipo de enmienda necesita que la consulta popular se realice en una elección general. Y acá se convocará sólo a la consulta”, dijeron a este medio desde Cambiemos. Por lo tanto, una probabilidad será volver a foja cero y rechazar en la Justicia la jugada de ajedrez del peronismo riojano. En la práctica, hay posibilidades de que el caso termine en la Corte Suprema de la Nación.

Pero, tampoco es decisión tomada. En 2017 en especial el radicalismo cuestionó el impulso del PRO por impugnar a Menem por su condena en primera instancia por la causa Armas. “Le armamos la campaña, lo victimizamos”, decían a mediados del año pasado desde un sector clave de Cambiemos. El diario del lunes les dio la razón: en plena batalla judicial durante las PASO ganó Menem. En la general (más allá de condimentos extra de apoyos y traiciones) con la candidatura en regla, quien ganó fue Martínez. Por eso, en la alianza macrista tantean tácticas. No quieren repetir errores del pasado reciente.