El casismo respira: Enmienda, Plan A – Río Negro, Plan B

D0-vp0DWoAAFLG6El fin de semana largo hubo un silencio “ultra-tumba” en el gobierno de La Rioja, luego que el viernes la Corte Suprema de Justicia aceleró los tiempos para pronunciarse por la demanda interpuesta por Cambiemos contra la enmienda constitucional, que habilitó al gobernador Sergio Casas para su segundo mandato como primer mandatario provincial.

Salvo la intendenta de Arauco, Florencia López, que salió en defensa de Casas, los demás miembros del peronismo casista se llamaron a silencio y muchos desaparecieron hasta este miércoles de las calles de La Rioja. La resolución del máximo tribunal fue tomada por algunos como el fin del casismo, aunque otros -pese que ingresan a la Casa de Gobierno- se alegraron.

El gobernador se trasladó a Buenos Aires junto a un grupo de asesores políticos, con el fin de seguir de cerca la evolución de la causa en la Corte, que define su futuro político -por lo menos hasta el miércoles a las 10-.

En un café de un hotel porteño, Casas recibió de boca del secretario de Relaciones Institucionales, Ariel Puy Soria, una noticia que le cambió la cara: la justicia de Río Negro habilitó al gobernador de esa provincia para presentarse en las elecciones del 7 de abril.

Puy Soria había sido uno de los impulsores que el casismo tenía que seguir la misma senda rionegrina, pero luego se acordó ir a la enmienda constitucional, que hoy está judicializada por el macrismo.

Con la resolución de la justicia de Río Negro, el mandatario riojano cuenta con otra arma política para mantener viva la esperanza en su sector para continuar en el poder provincial. La situación del rionegrino Alberto Weretilneck es similar a la de Casas, ya que ambos fueron vicegobernadores.

Seguramente, el fallo de la justicia de Río Negro terminará en la Corte, pero hay un dato no menor: las elecciones son el 7 de abril con los plazos electores que ya rigen. En el caso de La Rioja, tiene otro margen, ya que los comicios locales fueron convocados para el 12 de mayo.

De las caras largas y preocupadas, el casismo pasó a contar con su primer Plan A como fue la enmienda, hoy en la justicia, y ahora con el Plan B como es la jurisprudencia rionegrina para habilitar a Casas para presentarse como candidato a gobernador por el PJ más allá de la resolución del máximo tribunal.

D07SnloWsAAMVBT

Previo a lo dispuesto en Río Negro, los sectores opositores de La Rioja se pronunciaron duramente contra los poderes constitucionales, a pesar que muchas firmas fueron artífices de la destitución del ex gobernador Ángel Maza, ya que eran empleados (funcionarios) del ex mandatario Luis Beder Herrera.