El radicalismo se peronizó; entregan anteojos y planes de empleo

En una provincia peronista se hace peronismo. Así lo entendió el radicalismo, que es el representante de Mauricio Macri, aunque se hace el distraído de las malas políticas nacionales.

Con Julio Martínez al frente, el sector político opositor en la provincia y oficialista en el país recorre La Rioja con la entrega de anteojos y planes de empleo. Asimismo con una combi facilita los trámites en organismos nacionales, como documentación, jubilación, entre otros.



Pese a la inflación, recesión y la falta de empleo, la Unión Cívica Radical, que está fortalecida dentro de la alianza Cambiemos, espera la firma del decreto de convocatoria a elecciones y fundamentalmente, las reglas de juego (Ley Electoral).

Alguien que desconozca la realidad política de la provincia puede pensar que el radicalismo es el peronismo en la provincia cuando es todo lo contrario. Lo que sucede que la oposición hace lo que no realiza el gobierno, que está enfrascado en una lucha interna por las candidaturas de este año.

Sin rumbo, el peronismo dejó que Cambiemos -golpeada por Macri- transite libremente por los pueblos con mínimas políticas, pero que solucionan lo inmediato. Casi el radicalismo no habla del aumento de la canasta básica y menos aún del plan de precios “cuidados”, que están lejos de las góndolas de los supermercados.