El hundimiento del ARA San Juan, el golpe judicial menos pensado para Martínez

Ni la mejor mente estratégica del peronismo esperó que el sábado de definiciones casistas el hundimiento del ARA San Juan estuviera en la agenda política de La Rioja.

Julio Martínez, ex ministro de Defensa del presidente Mauricio Macri, disfrutaba la destrucción del justicialismo, a raíz de sus internas para el armado de la lista oficialista.

Con todo el radicalismo golpeado por los resultados de la PASO y por la crisis política y económica focalizada en el macrismo, los desencuentros en la Casa de Gobierno como en el Partido Justicialista le daban aire para pasar el 11 de agosto, y especialmente rediseñar el armado de cara a las elecciones provinciales del 27 de octubre.

Pero el llamado de atención surgió desde el canal noticioso TN que lo puso a Martínez, actual senador nacional radical, en el lugar menos pensado: convocado por la justicia a raíz de la muerte de 44 tripulantes del submarino argentino.

El riojano fue titular de la cartera de Defensa desde el inicio del gobierno de Macri hasta julio de 2017, cuando abandonó el cargo para convertirse en candidato a senador por La Rioja de cara a las elecciones legislativas. 

Oscar Aguad lo reemplazó y tan solo cuatro meses después se produjo la peor tragedia naval argentina en tiempos de paz: la desaparición del ARA San Juan y su posterior hallazgo.

Ahora, la jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yáñez, ordenó que el exministro de Defensa y actual senador declare como testigo en el marco de la causa que investiga el naufragio del submarino.

La magistrada le pidió a las querellas que envíen sus preguntas para el exfuncionario y una vez que tenga lista el interrogatorio se librará el oficio. Es que Martínez declarará en condición de testigo y por escrito debido a su condición de senador.

El hundimiento del ARA San Juan se cobró la vida de 44 tripulantes. La investigación que se tramita en el juzgado federal de Caleta Olivia detectó irregularidades en el mantenimiento de la nave.

Por eso la jueza quiere saber qué grado de conocimiento tenía Martínez sobre las condiciones en las que se encontraba el submarino y el control que desde su cartera se efectuó sobre los fondos que debían destinarse a la correcta conversación de la unidad, indicó TN.

Para contrarrestar la avanzada judicial en una mala época para el macrismo, el radicalismo ratificó que Martínez será candidato a gobernador por ese espacio asociado al PRO.

De esa forma, cerró definitivamente las puertas al intendente capitalino, Alberto Paredes Urquiza, y espera sumar a peronistas desencantados al proyecto macrista en La Rioja.